Por cosas del destino tuve la oportunidad de viajar a Dubai , esa ciudad tan famosa por sus grandes edificaciones y lujo por doquier, esa que muchas veces ni sabemos a qué país pertenece. Pues para tener una referencia más clara, está en Emiratos Arabes Unidos, un país pequeño, que limita con Arabia Saudita y con Omán y que reúne a 7 emiratos y de los cuales Abu Dhabi es la capital y Dubai el más conocido. Está habitado por emigrantes de todo el mundo.

A pesar de que sigue las reglas del mundo musulmán, da gran libertad a sus habitantes y visitantes en muchos sentidos, empezando por la forma de vestir. No! No hay que taparse, ni en la playa, ni en ningún lugar, a excepción de la gran mezquita en Abu Dhabi, en donde si son bastante estrictos con las normas.

Muchos Europeos, pero así mismo muchos paquistanís, indios y filipinos, que ocupan cargos un poco menos deseados en la construcción, restauración y servicios domésticos.

El paraíso para muchos por los buenos salarios y además la exención de impuestos. Una buena calidad de vida, aunque con precios elevados.

Tuve la gran ventaja de tener amigos que me ayudaron con el tema de la visa, y además me dieron alojamiento gratis. Por eso visité esta ciudad, que originalmente no estaba en mis planes, pero que ahora puedo decir que fue mi primer experiencia en el medio oriente.

El proceso de visa para Colombianos no es tan difícil como se piensa, e investigando encontré tres formas de tramitarla.

  1. La primera es comprando el tiquete con la aerolínea Emirates o Etihad, que son las aerolíneas locales. Una vez la reserva esté hecha, ellos se encargan de todo el proceso y no hay que preocuparse por contactar a ninguna embajada. Efectivamente hay que llenar un formulario y enviar los documentos básicos. Lamentablemente los tiquetes con estas aerolíneas son bastantes costosos, o al menos la ruta que yo estaba planeando, así que no fue la opción que tomé.
  2. La segunda opción es a través de alguna agencia de viajes, con la cual se reserva el vuelo, hoteles y paquete turístico. Una vez todo esté comprado, ellos hacen todo el proceso. Como yo no iba a alojarme en ningún hotel, no aplicaba para mí tampoco.
  3. Y la tercera opción es como yo lo hice, a través de un patrocinador, el cual en teoría se encarga de todos los gastos durante el viaje. Este se puede contactar con la autoridad de migración o para hacerlo más fácil, mi patrocinador contactó a una agencia que nos cobró un porcentaje y al final todo salió en 400 dirhams, que son alrededor de 110 dólares. En teoría el proceso tomaría 3 días, pero en realidad solo tardo uno.

Fue un vuelo de casi nueve horas desde Manila. Y ahí estaba yo, haciendo la fila de inmigración.  A esa hora también había llegado un vuelo proveniente de Mumbai, así que había una gran cantidad de Filipinos e Indios. Yo creo que era la única latina en la fila. Los agentes de inmigración parecían ser clones. Todo usando el traje típico árabe y todos sin excepción con la barba que los caracteriza. El proceso de inmigración fue muy fácil y rápido. Ni siquiera me preguntaron en dónde me alojaría. Y me recibieron con una gran sonrisa.

El aeropuerto queda en la zona antigua de Dubai, a unos 20 minutos del Dubai de edificios imponentes y la gran marina, que fue la zona en la que yo me hospedé. Es increíble.

Tuve veinte días para disfrutar de la ciudad y descansar un poco de lo que había sido mi aventura por Filipinas, la cual los últimos días había estado llena de mucho esfuerzo físico. Y cuáles son mis recomendaciones de cosas por ver y hacer en Dubai? Este es mi top

1. El Burj Al Arab. Este es el icónico edificio reconocido a nivel mundial por su forma de vela de barco y en teoría el único hotel 7 estrellas del mundo. Está construido sobre una isla artificial.  Para poder conocerlo por dentro, se debe o ser huésped y pagar al menos 1.500USD por noche en la habitación más sencilla; o reservar en alguno de sus restaurantes, que usualmente están llenos hasta con un mes de anticipación.

Yo me conformé con verlo desde la playa Umm Suqueim, que es pública y está justo al lado. Allí pasé una excelente tarde disfrutando del mar de la península persa y luego pude admirar en todo su esplendor un atardecer único con un cielo que rara vez tiene nubes.

Pero este no es el único punto desde el cual se puede ver la construcción. Otro lugar con muy buena vista es el Souk Madinat Jumeirah, que es una especie de centro comercial de estilo árabe y muy turístico de por sí por lo bonito que es.

Incluso en este Souk se puede hacer un paseo en bote por sus alrededores. Se llama la pequeña Italia. A su alrededor hay gran cantidad de restaurantes.

  1. Visitar el Burj Khalifa. Este es de momento el edificio más alto del mundo con 828 metros, aunque para 2020 estará listo el nuevo proyecto llamado The Tower, que tendrá una altura de 1 kilómetro.

Hay dos opciones para visitar esta torre. La primera es ascender a los pisos 124 y 125 y la segunda da acceso también al piso 148. Los tiquetes se pueden comprar en línea accediendo a este link. Los precios varían dependiendo  de la hora en que se accede. Es más económico ascender en la mañana desde las 8.30am hasta las 14.30h, y después de las 7pm hasta la hora de cierre, que en la hora Premium, que va desde las 3pm  hasta las 18.00h. El valor es más alto porque quién no querría ver el atardecer desde el edificio más alto del mundo? La ventaja es que una vez se esté arriba, no hay límite de tiempo para quedarse allí. Es decir que si se sube a las 2.30pm, como lo hice yo, se puede quedar incluso hasta después del atardecer. Todo depende del tiempo con el que se cuente. El valor que yo pagué fue de 130 dirhams, es decir unos 35USD. Hay que tener en cuenta que los precios cambiarán desde el 1 de Enero de 2018.

  1. Una vez se visita el Burj Khalifa, hay que visitar el Centro Comercial Dubai, que es también el más grande del mundo, con alrededor de 1.200 locales comerciales y además un acuario con gran diversidad marina.

En esta ciudad los centros comerciales son de gran interés, ya que durante 6 meses las temperaturas son muy altas y la principal actividad de los habitantes y visitantes es recorrer los mismos.

Otro de los más famosos y grandes es Mall of Emirates, que cuenta con una pista de esquí en hielo dentro. Sí! Está a -4 grados centígrados, como si se estuviera en los alpes 🙂

4. Fuera del centro comercial y del Burj Khalifa, están las fuentes de Dubai, que se construyeron en un lago artificial que fue abierto en 2009. Todos los días desde las 18.00h y cada 30 minutos hasta la media noche, hay un show gratuito. Es una mezcla de luces, agua y música impresionante. Es un plan obligadísimo si se visita la ciudad. Uno de mis favoritos

5. Visitar el Creek Dubai, que es una zona acuífera proveniente del mar del golfo pérsico y que se extiende por alrededor de 10kilómetros. Separa Dubai entre Deira y Bur Dubai, que es la parte más antigua. El creek se puede cruzar en unas barquitas llamadas Abras, y solo cuesta 1 dirham, que es es un poco más de 25 centavos de dólar. Se le paga directamente al conductor del bote.

Este fue otro de mis lugares favoritos. Allí se puede ver un poco más del Dubai original, en el que el comercio era la base de la economía, al ser un puerto que comerciaba con India y Africa. El principal producto eran las perlas. Hoy en día si se camina por el área de Deira se ve a los marinos en su actividad comercial, con sus caras marcadas por el sol que reciben a diario.

También se pueden visitar los souk más tradicionales, como el de oro, en el que se ven cientos de curiosos tomándose fotos fuera de las grandes vitrinas doradas, y también algunos con poder adquisitivo más alto cerrando negocios.

Otros de los souk que están por la zona son el de especias y el de textiles. Las personas que trabajan allí son grandes negociantes. Con su encanto y haciendo probar a los turistas los atuendos típicos de la zona, logran una venta casi segura.

Ese día me dio mucho gusto porque al preguntarme cuál era mi nacionalidad, y al decir que era Colombiana, no relacionaban a mi país con carteles de drogas, sino con la grande Shakira, quien tiene raíces Libanesas. Incluso es común que la gente escuche su música.

Ya estando por el área, se puede visitar el museo de Dubai, y conocer un poco de la historia de la ciudad y del estilo de vida de los habitantes de esta parte del mundo. El acceso solo cuesta 3 dirhams o un poco menos de 1 dólar.

6. A pesar de que Dubai es una ciudad bastante costosa, existe de Domingo a Miércoles el ladies night. Casi todos los bares y restaurantes lo tienen, y las mujeres pueden tomar tragos totalmente gratis. Y para los latinos o amantes de la salsa, se puede disfrutar de música en vivo y bailar toda la noche sin parar en algunos bares. Según mi experiencia yo puedo recomendar dos:

  • Los Lunes el bar del hotel Sofitel ubicado en JBR tiene una banda Colombo – Cubana excelente y cuentan además con show de baile a cargo de bailarines Colombianos. Los tragos son gratis hasta la media noche para las mujeres
  • Los Martes está el restaurante – bar Tribecca, también ubicado en JBR. La música no es en vivo, pero está amenizada con algunos instrumentos. Se baila más música Cubana. Los tragos van gratis hasta las 11.30pm

7. Ir a la playa. Tal vez una de las más visitadas tanto por los residentes como por los turistas es la JBR. La ventaja que tiene es que hay gran oferta de restaurantes, cafés y facilidades como duchas, y lockers. Desde allí se puede ver la nueva atracción que aún no ha sido inaugurada y es la rueda de la fortuna llamada Dubai eye, y que tiene 210 metros de altura. Por supuesto la más grande del mundo, que comparada con el London eye, la supera en 75 metros.

En esta playa también se pueden encontrar camellos y dar un paseo. Yo no tuve suerte cuando los busqué. Solo los vi una tarde pero no tenía dinero conmigo así que ni pregunté.

Otra buena playa es la del bar Barasti, que también tiene piscina y no cobran el acceso. Allí se pueden tomar bebidas alcohólicas o fumar narguila. Hay que recordar que al ser un país musulmán, las bebidas alcohólicas no están permitidas, o al menos no en la mayoría de los lugares. A mi particularmente esta playa me gustó por la vista de la ciudad 🙂

8. Visitar la Gran Mezquita Sheikh Zayed, ubicada en Abu Dhabi. Su nombre se debe al fundador del país, quien fue el Sultán de los emiratos hasta 2004.

La entrada es gratuita. Los viernes en la mañana solo está habilitada para los musulmanes que van a orar, por lo tanto no es posible ingresar como turista. Al ingresar proveen la vestimenta adecuada, que se compone de un vestido hasta los tobillos de manga larga y capucha para las mujeres, y una bata blanca de manga larga para los hombres que lleven shorts o camiseta sin mangas. Es imperativo que las mujeres siempre llevemos el pelo cubierto, y son bastante estrictos con cualquier comportamiento que no esté aceptado por la cultura musulmana.

Esta es la segunda mezquita más grande del mundo, solo porque no podía ser más grande que la Meca. Toda la construcción es magnificente. Tiene 82 domos, y el principal tiene un diámetro de 32.6mts. El patio central mide 17.400 metros cuadrados y tiene un mosaico de flores hermoso en el piso de mármol

Adicionalmente tiene el tapete más grande del mundo con 5,700 metros cuadrados, que duró dos años en ser fabricado. En cada esquina hay una torre denominada minaret, cada una con una altura de 106 metros. También cuenta con 7 candelabros de cristal. El más grande es el de la sala de oración, con un peso de 12 toneladas y cristales Swarovsky.

Y para hacerla más bonita, está adornada con columnas de mármol y piedras semipreciosas, que se reflejan en los espejos de agua que la rodean. Sí, así es todo allí.

9. Conocer el nuevo Museo de Louvre de Abu Dhabi. Ese plan es perfecto para hacerlo después de visitar la mezquita. A pesar de que no es tan grande ni tan imponente como el de París, tiene una arquitectura bastante moderna y dentro del mar. El valor de la boleta es de 60 dirhams o 16 dólares. Es mejor comer fuera. La comida no es muy buena y los precios no son los mejores.

10. Ir a un Safari por el desierto. Existen infinidad de empresas que llevan a cabo el recorrido por el desierto y en sí incluyen exactamente lo mismo. Los precios varían dependiendo de la empresa, e incluso se pueden encontrar groupones con descuentos. En realidad no sé en qué se diferencia cada uno, así que me decidí por contratar uno que no fuera el más económico, pero tampoco el más costoso.

Mi tour incluía transporte desde y hasta mi alojamiento en camioneta 4X4. Se puede conseguir por menor valor si el transporte es en bus y se llega a un punto de encuentro previamente acordado.

Tuve suerte de ser la primera a quien recogieron, así que iba sentada adelante, y tenía la mejor vista. Fue alrededor de una hora y media de recorrido desde Dubai hasta el desierto, en donde estábamos listos para deslizarnos por las dunas.

Lo amé. Un súper plan. Por alrededor de unos 20 minutos, el carro empieza a subir y bajar por esas montañas de arena. El conductor lo hace ver muy fácil. Cuando le pregunté si alguna vez se le había volcado el carro me dijo que varias veces jaja. Menos mal en esta ocasión no fue!! Luego paramos un rato a tomar algunas fotos y sentir cómo es el desierto. Para mí fue la primera vez y fue increíble. La arena es muy suave, delgada y fría. Sí! Fría. La sensación es placentera.

La tarde termina en un campamento en donde se ven algunos shows típicos, se cena y se puede fumar shisha, además de un paseo exprés en camello. Bastante exprés para ser exactos!

Para mí es plan obligado estando allí.

11. Ir a ver flamingos en Ras Al Khor, que es un santuario de vida salvaje. Está a pocos minutos del centro de Dubai y se puede ir a ver más de 60 especies de pájaros, aunque quienes se roban el show son definitivamente los flamingos.

El ingreso al santuario es gratuito y las aves se pueden apreciar desde un mirador cubierto que proteje del sol. Los animales no están cautivos. Llegan y se van a su antojo. Tal vez lo hacen porque allí les proporcionan alimento. Uno se puede quedar horas viéndolos interactuar. Muy bonitos.

12. Caminar por la Marina Bay, o en su defecto tomar un bote para recorrerla. Yo lo hice de las dos formas y el bote es una especie de taxi que recorre las pocas estaciones que lo componen. Aunque también se ven infinidad de yates con fiestas privadas en ellos. Bueno… mis amigos no tuvieron ninguna jaja, así que me toco conformarme con un plan más normal 🙂

Esta es una de las zonas más exclusivas de la ciudad, y alrededor de la misma hay infinidad de edificios de vivienda y oficinas, además de centros comerciales y restaurantes.

Vale la pena caminarla tanto de día como de noche. Cuenta con un camino perfecto para trotar o montar en bici. En la noche las luces le proporcionan un encanto adicional.

Hay muchas otras actividades por hacer y todo depende del presupuesto. En general se puede comer muy bien y hay muchas opciones de diversión tanto diurnas como nocturnas. Deportes acuáticos, paseos en botes, infinidad de bares y restaurantes, centros comerciales.

Yo tomé muchas veces transporte público. El metro es muy fácil de utilizar. Solo hay dos líneas. La verde y la roja, que conectan con el tranvía, que pasa por la marina. También hay servicio de bus. Lo bueno es que casi nadie lo toma, así que siempre va desocupado  🙂 Todo funciona con la misma tarjeta. Siempre los hombres separados de las mujeres, aunque las mujeres pueden ir en los mismos vagones de los hombres si así lo quieren

Para tener en cuenta

– El fin de semana allí va de Jueves a Sábado, y se trabaja el Domingo. Sí! Ya que el Viernes es para los musulmanes el día de oración!

–  1 dólar americano equivale a 3.7 dirhams

– La vestimenta no es problema en el país, pero si las muestras de amor en público

Este fue mi primer contacto con esta cultura, en donde en realidad se ve más una mezcla de culturas a nivel mundial. Tal vez en el futuro tenga la oportunidad de visitar otro país de la región y saber mucho más de esta cultura tan diferente a la nuestra 🙂

4 Replies to “12 RAZONES PARA CONOCER DUBAI”

  1. Excelente artículo, muy bien redactado, excelente guía, (es un lugar que muchos queremos conocer y disfrutar) muchas felicitaciones y que continúes viajando, mil bendiciones

    1. Milena muchísimas gracias por leer mi blog y me alegra mucho que te haya gustado. Dedico mucho tiempo para crear un contenido completo y con sentido. Ahora estoy viajando por Asia por si quieres leer un poco más de lo que he podido conocer. Gracias por tus felicitaciones y espero que sigas viajando conmigo. Bendiciones 🙂

  2. Tenia muchas dudas en conocer dubai, pero leyendo tu blog me voy de cabeza.
    yo viajo desde barcelona, aunque soy colombiano. lo malo es que solo voy por 4 dias, asi que intentare aprovechar al maximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *