Asia es uno de esos continentes que cuando era más jóven, jamás llegué a pensar que iba a recorrer. Luego me decidí por el sudeste asiático, pero al haber recorrido la mayor parte de él, decidí que era hora de ver más, y me eché a la suerte y llegué a Corea del Sur.

No tenía mucha idea de este país. Solo sabía que su país vecino Corea del Norte, era uno de los países comunistas tal vez más controversiales por su actual líder Kim Jong-un

Para empezar, nosotros los Colombianos no necesitamos visa para entrar y tenemos 90 días permitidos para recorrerlo. Luego me vine a enterar visitando el museo de la guerra, que las buenas relaciones con Colombia, se deben al apoyo brindado en la guerra que se sostuvo con el país del norte entre 1950 y 1953. 204 Colombianos que estuvieron luchando para mantener un estado democrático y no comunista perecieron en tierras coreanas.

No es un país muy extenso en km, pero aún así tiene la misma población que Colombia, es decir, unos 50 millones de habitantes. Su capital es Seul y economicamente hablando, ocupa actualmente el puesto número 13 a nivel mundial.

Su historia se podría comparar un poco con la Vietnamí. Después de estar subyugados por el poder Japonés, logran independizarse acabada la segunda guerra mundial, y es ahí en donde se divide el país. La parte norte apoyada por la Unión Soviética y China se convierte en comunista; y la parte sur con el apoyo de Estados Unidos y luego Naciones Unidas opta por una democracia. La única diferencia es que en este caso después de una invasión casi total del norte al sur, este logra con el apoyo de Naciones Unidas, recuperar su territorio e incluso tomar posesión de sus tierras para una ideal unión de los dos estados. Tristemente China luego entró en la guerra, y estuvieron durante 3 años, desde 1950 hasta 1953, luchando en la frontera, perdiendo y ganando varias veces los limites entre lo que se conoce como paralelos 37 y 38, en donde actualmente está ubicado el DMZ, que quiere decir Demilitary Zone, o Zona Desmilitarizada.

Es posible visitar la zona, auque hay que hacerlo con un tour. Hay basicamente dos opciones. La primera es un tour de medio día por un precio de 46.000₩ o 46USD. Incluye transporte , y si se quiere almuerzo. El tour es muy básico. Primero se llega al parque Imjingpak, que queda a 7kilómetros de la línea que demarca la división con la frontera con Corea del Norte.

También se visita el observatorio Dora, desde el cual a lo lejos se puede ver una zona nor coreana que solía ser industrial, y la bandera de cada nación izada a lo lejos, la del norte un poco más grande que la del sur. Adicionalmente se visita un de los cuatro tuneles que fue descubierto en 1978, el cual tenía como objetivo invadir el estado democrático. Y finalmente la estación de tren Dorasan, la cual conectará a los dos países una vez se firme la paz. A futuro esperan poder con el mismo tren llegar hasta Europa.

No estoy muy segura al recomendar el tour, ya que si no hubiera ido previamente al museo de la guerra, no habría sabido la razón de la división, ni los hechos acontecidos en la zona. Me pareció que los comentarios de la guía era asumiendo que todo el mundo sabía del tema. Y no era así!

La segunda opción del tour es de un día completo, y se debe reservar con 48 horas de anticipación. Vale 130USD, pero cuando yo fuí no estaba disponible.

Importante! Los Lunes no hay tour y adicionalmente se debe llevar el pasaporte, ya que hay un punto de chequeo del mismo.

Hoy en día las naciones siguen divididas y en teoría siguen en guerra, aunque no pase nada. Están en conversaciones y esperan poder llegar a un acuerdo para la reunificacion.

Y cómo es Seúl? La verdad ni me lo había imaginado. Es una ciudad muy desarrollada, con un sistema de transporte muy bueno. Tienen metro subterraneo y buses. Para los dos se utiliza la misma tarjeta Tmoney, que funciona también en ciudades como Busan, Daegu, Gwangju y Daejeon. Yo la adquirí en la estación de metro ubicada en el aeropuerto y me costó 4000₩ que equivalen a unos 4USD. El precio usual de cada recorrido es de 1400₩, pero con la tarjeta son 1250₩.

Adicionalmente recomiendo instalar en el celular la aplicación Kakao Metro, la cual funciona sin internet y muestra la ruta que se debe tomar con los respectivos cambios de línea, etc.

Debo admitir que el choque cultural al cambiar del sudeste asiático a Corea fue grande. En este país el tema de la apariencia física es muy importante. Primero que todo el color de piel. Son bastante blancos y para ellos es primordial mantenerlo de este modo a toda costa y por ende se cuidan bastante de evitar que el sol los queme, así que lo más común es ver gente caminando con sombrilla para protegerse.

Otro factor muy importante es el maquillaje. Todas las mujeres van perfectamente maquilladas. Aunque esto no es algo exclusivo del sexo femenino, ya que muchos hombres también utilizan productos como la base, rubor y labial. De hecho Corea es uno de los mayores productores de cosméticos a nivel mundial. Otra cosa que no sabía 😊. También son muy populares las cirugías plásticas, sobretodo las faciales. Ojos, nariz y algo que tiene que ver con el estilizar la cara y hacerla un poco más alargada, por lo que se operan la quijada, limándo los huesos.

La mayoría de las personas no hablan inglés, y el idioma llamado Hangul es bastante complicado para alguien que no lo sabe, aunque en realidad fue creado hace unos cinco siglos con solo 28 letras, para que toda la población aprendiera a leer y escrbir. De todos modos, luego de varios días aquí nada que logro familiarizarme con las 3 palabras básicas. Gracias, hola y adiós. Teniendo en cuenta que para las dos últimas utilizan la misma jajaja Aniongjaseo. Es gracioso porque sabiendo que no conoces su idioma, empiezan a hablar como si uno supiera qué dicen. Y es que hasta hacen preguntas esperándo que uno conteste jajaja

Algo más que no sabía es que hay dos cosas muy populares, que al parecer son muy famosas en toda Asia. La primera es el k-pop o korean pop, y las telenovelas. Eso me lo contó Andrea Benavides, una chica Colombiana que vive ya hace 3 años en Seul, junto con su esposo.

Resaltó la determinación de los coreanos para hacer las cosas, y es por esto que luego de la guerra salieron adelante enfocándose en el estudio y convirtiéndose en lo que son ahora; aunque así mismo eso hace que no sean flexibles a la hora de cambiar la forma de hacer las cosas. Un ejemplo claro es el pedir comida sin picante. Si el plato tiene dentro de sus ingredientes esto, lo preparan así, ya que es la forma en la que se prepara. Por ende he tenido si o sí que adaptarme a ese picante que tanto evité en el sudeste jaja.

Ella al convertirse en residente, tuvo la oportunidad de recibir clases de coreano gratuitas, con lo que ha logrado una comunicación básica. Aprender este tipo de idioma es empezar de cero. Lo que más resalta es que a través del lenguaje, de la forma en que las personas articulan los pensamientos para hablar, de las formalidades dependiendo de a quién se dirija el hablante, pudo conocer de mejor forma la cultura.

Actualmente hay alrededor de 150 colombianos en Seul, y la mayoría de ellos son estudiantes, ya que Corea ofrece muchas oportunidades de estudio debido a las buenas relaciones que tenemos por el apoyo brindado en la guerra. Ella escribió justamente un artículo sobre este tema que pueden encontrar en este link

No es un país económico, o bueno, especialmente cuando se viene acostumbrado a los precios del sudeste. Seguí alojándome la mayoría del tiempo en hostales, pero experimenté por cuatro noches couchsurfing.

Allí tuve la ventaja de compartir habitación con Estefanía, una española que lleva un año viajándo y con quien tuve muy buena conexión. Nuestro host Wonjin nos llevó a comer Samgyeopsal o BBQ Koreano, que es uno de los platos estrella del país. Usualmente es carne de cerdo, con acompañantes que se envuelven en pequeñas hojitas de lechuga y se come por bocados.

Probé el tan conocido Soju, que es un licor hecho originalmente a base de arroz y puede ser saborizado o no. El segundo suelen mezclarlo con cerveza. Y el precio es de no creer. 1600₩ o  1.6USD por botella, que si se compara con el precio de una cerveza, se pueden comprar dos.

Una vez establecida en un hostal, fui a uno de los cinco palacios de la ciudad, construidos durante la dinastia Joseon. También caminé por las calles de Insandong, que es el distrito artístico de la ciudad. Tiene buenos cafés y restaurantes. Bien simpático.

El palacio que elegí fué Gyeongbokgung, el cual es el palacio real, y la entrada tiene un valor de 3.000₩ o 3USD, pero si se ingresa vistiendo el tradicional Hanbok es gratis. La mala noticia es que el alquiler vale 15.000₩ o 15USD, pero al parecer es el plan perfecto para locales y turistas, sobretodo de países vecinos. Se ven por todo lado con sus trajes largos y sombreros de copa alta. Yo preferí el plan normal, pero disfruté verlos posando incluso para mi cámara 🙂

También tuve la oportunidad de ver el cambio de guardia, que se puede ver cada hora desde las 10am hasta las 4pm

Los otros cuatro templos son:

Changdeokgung

Changgyeonggung

Gyeonghuigung

Deoksugung

Se puede comprar un tiquete para visitar todos los palacios, aunque la entrada a Gyeonghuigung es gratuita, y cuesta 10.000₩  o 10USD aproximadamente, y se puede utilizar durante tres meses.

Otra atracción turística es la torre N Seul. Para llegar allí se puede tomar un bus, aunque mucha gente sube caminando, ya que a los Coreanos les encanta ese plan. De hecho salen vistiendo ropa deportiva bien colorida, y con su equipo de senderismo completo.

Yo fuí en bus y aprecié la vista de la ciudad desde allí, aunque estaba bien nublado, por lo cual no ascendí hasta lo más alto de la torre. El valor  para subir al observatorio con vista 360 grados es 10.000W o 10USD. Este es el link del lugar.

Lo que sí hice fué vestir el tradicional Hanbok. Allí hay un lugar que los presta por unos minutos sin necesiad de pagar alquiler. Y se puede posar al lado de unos guardias gigantes que están allí. Eso sí están super serios todo el tiempo. No logré ni media risita 🙂

Y el plan que se ganó la estrella dorada: el sauna, también conocido como Jjimjilbang.

Resulté yendo con la amiga de un buen amigo que hice en Ubud. Lo más gracioso es que solo nos habíamos visto de lejos una vez en una sesión de meditación en días pasados cuando aún estaba en Indonesia. Y allí estábamos, como Dios nos trajo al mundo, en una zona húmeda llena de duchas, jacuzzis y pequeñas piscinas con diferentes temperaturas, y un sauna y turco con sales para exfoliarse. Muy pocas turístas. La mayoría eran locales. Cada una concentrada en su labor y dándose una dosis de consentimiento. Yo me sentía transportada como a épocas pasadas. Me imaginaba en uno de esos saunas Romanos jejeje. Ya arriba, con un tipo de uniforme estilo reformatorio se reunian hombres y mujeres para entrar a otras habitaciones con diferentes materiales como piedras, sal, bolitas metálicas, entre otras y con diferentes temperaturas e incluso un cuarto frio. Cada una con finalidad diferente. También había una sala de cine, de ping pong, sala de lectura y hasta karaoke. Y lo mejor, cápsulas para dormir. Es que se puede pasar la noche allí. Es increíble 😊. Yo fui a uno llamado Siloam y pagué 11.000₩ u 11usd por 12horas. Si es en la noche se pagan 17.000₩, pero con el derecho a pasar la noche. Y pues al final eso es lo que en promedio se paga por un hostal.

En Asia plan obligado es ir al menos a un mercado por ciudad que se visita. Y en Seúl no es la excepción. Yo fuí a uno llamado Namdaemun. Se pueden comprar regalitos, ropa y comida por supuesto.

Y como era fin de semana, fui a orillas del río Hangang, al parque Yeouido, en el cual hay gran oferta de comida de todo tipo. Allí hacen un montaje de camiones de comida o food trucks, hay shows de musica, y la gente se sienta en el césped a disfrutar del clima, cuando no están en invierno. Me encantó el lugar. Fué el plan perfecto para cerrar mi recorrido en esta ciudad.

PARA TENER EN CUENTA

1USD equivale a 1116 Wons

Gracias se dice Kam-sa-ham-ni-da, que suena algo así como Kamsanidaaaa 

Hola y Adiós es la misma palabra An-nyeong-ha-se-yo, que suena anionjaseio

La aplicación que utilizan para el metro, se llama kakao metro y funciona sin internet. Aunque cabe resaltar que esta misma aplicacion tiene un chat que es más común que line y whatsapp, así como aplicación para pedir taxis, chequear horarios de buses, y kakao map, que funciona como un google maps.

Recomendado, comprar la tarjeta Tmoney para utilizarla en todos los transportes. Tiene descuentos en los tiquetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *