Arriba
Suecia siendo aupair

Angela Morales de Tiquete de Ida aceptó mi invitación a ser parte de la sección MUJERES VIAJERAS y quizo compartir con nosotros su Experiencia como Aupair en Suecia siendo Colombiana.

Pero antes, es importante saber qué significa Aupair y por qué serlo.

Es una palabra Francesa que quiere decir a la par, y se utiliza para darle nombre a las personas acogidas temporalmente por familias para que ayuden con los niños y con labores diarias, a cambio de alojamiento y comida.

El objetivo es conocer una lengua, un país y una cultura nueva.

A continuación su relato.

¿Qué tienen en común el color rojo, los rollos de canela y un caballo? Hasta el 2019 no lo sabía. Luego, gracias a mi experiencia como AuPair en Suecia como Colombiana, encontré la respuesta.

Falun, es una pequeña ciudad a tres horas de Estocolmo y a donde llegué gracias a mis sueños de ser AuPair. Allí viví un año.

Primero, les contaré qué es ser AuPair en mis palabras:

Es ser la hermana mayor en una familia de una cultura diferente. Ayudar a cuidar los niños, siendo parte de su vida diaria. Aprender sobre sus costumbres, comida e idioma.

Aterricé en el hogar de los Westberg en marzo del 2019. Ya había hablado con ellos por video llamada pero no sabía qué esperar.

Solo sabía que Suecia era un país con estaciones, muy lejos de mi hogar y con un idioma que jamás había escuchado.

Al llegar encontré a una familia sueco/alemana donde los niños también hablaban español y querían aceptar a alguien como su compañera de juegos. Maxi y Julia, de siete y tres años se ganaron un pedacito de mi corazón durante el tiempo que compartimos juntos.

Me enseñaron que soy paciente, que no me gusta correr y que puedo pasar toda una tarde jugando a ser un príncipe (la niña era la princesa y el niño era el amigo) y cantando canciones de Disney.

Celebraciones escandinavas

En este país nórdico las estaciones tan marcadas son las responsables de popularizar ciertos eventos en diferentes momentos del año.

Por ejemplo, en pascua, que se lleva a cabo en los meses primaverales, las flores y la búsqueda del tesoro juegan un papel importante. Las flores que empiezan a salir llenan el aire con sus olores y los huevos llenos de dulces que deja el conejo de Pascua se esconden en los jardines para que los niños los encuentren, aprovechando que el clima poco a poco mejora.

En verano celebran Midsommar, cantando y bailando alrededor de un palo gigante. Las personas usualmente se visten con prendas tradicionales y se reúnen con sus familias para celebrar que llega el verano durante el día más largo del año.

En otoño caen las hojas y el paisaje se llena de rojos y mostazas. Las casas decoran sus pórticos con calabazas y velas, ya que la luz natural empieza a ser menor durante el día.

En invierno, una de las épocas más mágicas, llega la nieve y con ella, la casa pequeña de Tomtenisse, el ayudante de Tomte, a quien los latinos conocemos como Papá Noel. Los pinos son los únicos que mantienen el verde en sus ramas y las familias se reúnen en torno a la chimenea y a la mesa.

Paladares suecos

Y los Suecos sí que tienen buenas razones para sentarse alrededor de la mesa. Salmón, huevos tibios con camarones, arenques en diferentes salsas, papas cocinadas y pan con arándanos son algunos de los alimentos que sirven en las celebraciones especiales.

Sin embargo, uno de los imperdibles al llegar a Suecia, y el cual no tiene una traducción exacta al español, es hacer Fika. No importa el dónde, lo importante es el quién.

Con quién te sientas a disfrutar un buen café y algún tipo de pastel. Porque si algo hacen los suecos es tomar café cada que pueden y comer buena repostería.

Y de postre, la kladdkake, el pie de arándanos, la torta de caramelo salteado y los rollos de canela. Se me hace agua la boca al escribir sobre ellos.

Caballos color vinotinto

Ahora entienden porque los rollos de canela entraban en la pregunta inicial?

Pero, ¿el color rojo y los caballos que tienen que ver?

Gracias a la  explotación de una mina de cobre en las cercanías, llamada la gran montaña de cobre de Falun, que fue declarada en 2001 como parte del Patrimonio de la Humanidad en Suecia, la ciudad tomó protagonismo en el desarrollo económico del país.

Hoy solo se produce un pigmento muy popular en Suecia conocido como rojo de Falun. “Este color es contundente. Vinotinto rojizo podríamos decir. Decora las fachadas de la mayoría de casas de esta región y resalta en el paisaje, además de convertirse en protector de la madera con la que se construyen sus viviendas” escribía en los primeros meses de mi estancia.

Caballo Rojo Falun Suecia

La historia de los caballos, dalahorse, data del siglo XVIII, cuando los locales se sentaban alrededor de la fogata en días fríos de invierno. Después de comer y preparar sus herramientas para el día siguiente, solían relajarse modelando caballos en viejas piezas de madera. En muchas ocasiones los llevaban a los pueblos y se convertían en juguetes preciados para los niños.

Los caballos son de gran valor para los suecos, no solo por la fuerza sino también por ser un medio de transporte.

Fue en el siglo XIX que empezaron a pintar los caballos de madera con patrones coloridos y figuras que se encontraban también en muebles y paredes interiores.

Ceramicas Caballos Suecia

Maxi y Julia

Ya que hablé sobre la ciudad que fue mi hogar por tantos meses, les puedo contar sobre el día a día como AuPair.

Experiencia Aupair en Suecia Pinturas niños

Me levantaba a las seis de la mañana para ayudar a preparar el desayuno. Nos sentábamos todos en la mesa a disfrutar de un cereal o un sanduche, y la mamá llevaba a los niños a la escuela antes de las ocho.

Mis mañanas las pasaba en la biblioteca pública, – donde había libros en español – o en casa de una amiga mexicana haciendo manualidades.

A medio día almorzábamos en el restaurante familiar y nos íbamos a recoger a la niña a la una de la tarde en la escuela. Usualmente pasábamos la tarde en casa. Si hacía buen clima, salíamos a caminar por el barrio.

Las familias suecas aprovechan cada hora de sol para hacer actividades al aire libre, sin importar los anuncios meteorológicos.

Mientras el niño iba a alguna clase extracurricular después de las tres de la tarde, nosotras nos entreteníamos pintando o cantando, y cuando estábamos los tres, después de las cinco de la tarde, leíamos o preparábamos la cena.

Todas mis charlas con ellos eran en español. Cuando llegué, me respondían con palabras básicas. Cuando salí de allá, Maxi decía “¿qué más pues hombre?” y Julia se despedía de mi mamá con un “chao pues”.

La experiencia como AuPair desde Colombia o desde cualquier lugar del mundo, es diferente en cada caso. Fui afortunada porque los Westberg se convirtieron en mi familia. Me adoptaron como hija mayor. Me llevaron de viaje con ellos, me incluyeron en sus actividades y me cuidaron cuando estuve triste o enferma.

Soy una de las pocas chicas que viaja a ser niñera y que puede decir que después de la experiencia tiene dos familias con quienes compartir logros y felicidades.

Requisitos para ser Aupair

Quién puede ser AuPair? Tanto mujeres como hombres lo pueden ser, aunque usualmente es más común entre chicas. El otro requisito es tener entre 18 y 30 años.

Al viajar a Estados Unidos, por ejemplo, las niñas se van con dos objetivos: cuidar niños y aprender inglés. Para eso, hay diferentes agencias que se encargan de conseguir las familias y encontrar el lugar que más se ajuste a la personalidad de la chica que viajará.

Experiencia como aupair en Suecia

Es posible ser aupair sin agencia y sin experiencia? Claro que sí!

Por mi lado, como quería Europa, encontré la plataforma www.aupairworld.com, desde Colombia, donde creé un perfil (en inglés preferiblemente) contando un poco sobre mí y lo que esperaba de la experiencia.

La inscripción es gratuita.

Gracias a los diferentes filtros que tiene la página, pude escoger los países en donde preferiría la familia. Escogí Suecia, entre otros tantos.

Después de este filtro, empecé a escribirle a las familias con quienes creía poder hacer match, o tener buena conexión.

Todo este proceso empezó en mayo, y en octubre encontré a los Westberg. Nos escribimos por whatsapp, agendamos una video llamada y a la semana me dijeron que era la elegida.

A partir de ese momento, pasaron tres meses entre recibir los papeles, enviarlos a la embajada y recibir la visa necesaria para viajar desde Colombia y ser aupair.

La misma plataforma tiene la información y el papeleo que requiere cada país.

Sin embargo, cada caso es diferente. Con los Westberg hice click desde el inicio y hablamos de mis responsabilidades, el pago y expectativas antes de mi partida.

Si estás [email protected] en tener la experiencia como Aupair en Suecia y eres Colombiano, anímate. Es una experiencia increíble.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Ginna Marcela
Ginna Marcela
5 months ago

¡Hola Ericka!
Que bonita experiencia la de Angela. También soy colombiana y en este momento me encuentro haciendo mi año au pair en Alemania. Tengo la fortuna de pertenecer a una familia increíble. Sin embargo, Suecia siempre ha llamado mi atención y me gustaría intentar estar allá el próximo año. ¿Sabes si estando en Alemania tengo la posibilidad de tramitar mis papeles para ser au pair en Suecia?
Te agradezco
Un saludo

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x