Hace ya casi un año que llegué de nuevo a Colombia y esto fue lo que escribí en mi Facebook, cuando no imaginaba que iba a tener un blog de viajes…

Este es el fin de 138 días de la mejor decisión que pude haber tomado en mi vida. 19 países visitados, más de 60 poblaciones conocidas, montañas, ríos, lagos, océanos y cientos de experiencias, conocimientos y nuevos amigos de todas partes del mundo.

Gracias a la gente que me recibió. Viejos amigos y nuevos amigos de couchsurfing.

Dormir junto a un rio y en el tope de una montaña, disfrutar de atardeceres y lunas llenas, me hizo entender la simplicidad de la vida y lo grandioso que es disfrutarla. Ser espontáneo! Esa es la mejor forma de vivir.

Cientos de kilómetros caminados y miles recorridos en bus, tren, avión, ferri, moto e incluso haciendo autostop 🙂

Papas fritas, kebabs, pasta, bureks, café y cerveza. La mejor dieta también!

Viajar sola  es lo mejor. Europa ya te estoy extrañando. No puedo esperar a planear mi siguiente destino…

Y aquí voy de nuevo… a menos de 24 horas de aventurarme por segunda vez a viajar sin ninguna compañía, solo que ahora el turno es para Asia.

Pero esta vez viajaré más lento y aprovecharé mejor cada lugar visitado. 138 días sé que suenan un montón, pero hubo lugares que me arrepiento de no haberle dedicado un poco más de tiempo y no quiero que esta vez me pase lo mismo.

Voy con menos miedos y al mismo tiempo con más incertidumbre porque es una cultura absolutamente diferente a la que estamos acostumbrados en el occidente. Quiero aprender de ellos, de sus costumbres, de sus ideales, de lo que podemos tener no solo de diferentes, sino de similares.

Aunque también me voy con más nostalgia de dejar a mi familia, porque esta vez no tengo un tiquete de regreso ni una excusa para volver como sí la tenía antes, y sé que también lo saben. Mi papá ya es una persona de edad y su salud no es la mejor, eso me inquieta un poco.

Aun así, esta es mi decisión de vida y mi plan es poder seguir viajando y hacerlo continuamente. Es la forma en que he decidido vivir y estoy muy feliz de haber tomado la decisión.

Siento que voy dispuesta a disfrutar de experiencias mucho más reales y menos turísticas. Cuando estuve en el viejo continente quería conocer la mayor cantidad de lugares en el menor tiempo. Esta vez quiero más. Quiero realmente conocer cada lugar, viajar lento, sin prisas, sin grandes planes previos. Todo irá fluyendo! Le dedicaré 3 meses a Tailandia y todo lo bonito que me pueda traer este destino que es el favorito de muchos. Voy a realizar un trabajo de voluntaria en un centro de bienestar en Phuket, en donde se mezclan programas de  conexión mente – cuerpo con el servicio de alojamiento, así que podré implementar lo que sé, ya que toda mi vida he trabajado en hotelería.

Para los siguientes destinos estoy buscando hacer voluntariados más a nivel social, con comunidades, y estoy en ese proceso de búsqueda.

Por el momento no me resta más que esperar que todo esté bien en casa y tres vuelos para un total de 36h que me llevaran a una corta visita a Singapore , y luego un último vuelo con destino Phuket a cumplir la primera parte de mi sueño.

Para todos los que empiezan una aventura de viaje por el mundo, solo me queda desearles buenas rutas y nos vemos al otro lado del mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *