Solo hay dos lugares en el mundo en el que se pueden ver orangutanes y son la isla de Sumatra ubicada en Indonesia, y la isla de  Borneo, la cual es mitad Malaya y mitad Indonesa.
 
 

Ya había visitado el país Indonés en meses pasados y había sido mi favorito, así que no dude ni por un segundo en volver para poder tener la oportunidad de ver a estos increíbles especímenes tan similares a nosotros los humanos.

Me decidí por visitar Sumatra, primero porque quedaba mucho más cerca a Malasia, y segundo porque era más económico. Sin saberlo, menos de un mes después estaría visitando junto a mi hermana la isla de Borneo, desde donde me encuentro escribiendo este post.
Antes que nada, hay que resaltar que en los dos lugares, se han creado parques naturales para proteger a los orangutanes, y muchos de ellos han sido rescatados y han entrado en un plan de recuperación para que ingresen de nuevo a su hábitat original. Solo hay que tener en cuenta que están familiarizados con los humanos, y algunos de ellos recibieron en el pasado maltratos y fueron explotados. Por eso muchas personas podrían pensar que son entrenados por los mismos refugios. Yo desde mi punto de vista no lo veo de esa forma.
En qué lugares se pueden ver?
 
En Sumatra la población más destacada se llama Bukit Lawang, que queda en uno de los extremos del Parque Nacional Gunung Leuser. Desde 1972 hasta 2001, este parque trabajó en un proyecto de rehabilitación de 229 orangutanes que fueron rescatados de las manos de humanos que los tenían como mascotas.
 
 
Para llegar allí volé desde Kuala Lumpur hasta la capital de Sumatra que se llama Medan. El aeropuerto se llama Kuala Namu. Desde allí se puede coger un bus para ir directamente a Medan o hasta Binjai, desde donde se puede tomar transporte hasta el destino final. Yo fui a Medan para encontrarme con un canadiense que había conocido en Vietnam y me lo reencontré un día en Malasia y quiso ir a ver a los orangutanes conmigo. El valor del bus 20.000 rupias, que es como 1.5USD. En Medán rentamos una moto para ir hasta Bukit Lawang. Son unas 5 horas de recorrido. La carretera no es la mejor, pero como siempre las motos son toda una aventura. Pagamos 100.000 rupias por día, que es un poco menos de 8USD.
En Borneo la población se llama Kumai, que queda en Pangkalan Bun, que le da el nombre al aeropuerto. Los vuelos llegan solo desde 3 lugares, todos ubicados en Java: Jakarta, Semarang y Surabaya. Yo volé desde Surabaya, ya que venía desde Bali y tuve que hacer conexión. El vuelo desde Surabaya tarda 1 hora y 10 minutos.  Volamos con una aerolinea local llamada Trigana Air. Cumplidos y con buen servicio!
 

Pero primero lo primero. Quiénes son los Orangutanes?

* Son grandes simios que provienen de un género llamado Pongo. El de Sumatra es Pongo Abelii y el de Borneo Pongo Pygmaeus.
* Su nombre viene de las palabras Indonesas – Malayas orang que significa persona y hutan que quiere decir bosque. Persona del bosque.
* Sus brazos son muy largos. Pueden llegar a medir hasta 2 metros
* La mayoría del tiempo están en los árboles y duermen en nidos que construyen a diario, ya que son nómadas.
* También son animales solitarios. No suelen andar en manadas
* Se alimentan en su mayoría de frutas, aunque también comen insectos y miel
* Genéticamente los humanos y los orangutanes tenemos un 97% de similitud, aunque en fuerza nos ganan. Los machos son ocho veces más fuertes que nosotros, mientras que las hembras lo son cuatro veces más
* Hay dos tipos de machos. Uno de ellos tiene la cara ancha, y es el más exitoso con las hembras 🙂
* La edad promedio que viven es 50 años. El record lo tiene un orangután llamado Guas que vivió 58 años. En cautiverio 🙁
* Las razones por las cuales están amenazados son la caza, el comercio ilegal de animales y la desforestación de su hábitat. Una de las causas es la siembra de palmera de cera. En Malasia se ve la palma por todos lados. Es impresionante. Incluso fue lo primero que ví antes de aterrizar en Kuala Lumpur.
* Lamentablemente se cometen entre 750 y 1800 asesinatos de estos primates por año. Así como no van a estar en peligro de extinsión?
* El orangután de Sumatra está en más grave peligro de extinción. Para 2004 solo existían un poco más de 7.000 individuos.
 
 

Este video muestra un poco de cómo es la realidad de estos pobres especímenes! Y qué podemos hacer para ayudar así sea solo un poquíto para no seguir destruyendo su hábitat.

Pero y qué tienen de diferente los orangutanes de Sumatra con los de Borneo?

En Sumatra los orangutanes tienen una estructura más delgada. Incluso sus caras son un poco más alargadas. Su pelo es más largo que el de los de Borneo y menos brillante y rojizo. También los de Sumatra permanecen más tiempo en los árboles, aunque se podrían catalogar como más amigables que los de Borneo.

Y qué diferencia cada experiencia?

En Sumatra el recorrido se hace a pie en la selva, encontrando al paso a los orangutanes, que en su mayoría están en los árboles, con algunas excepciones, sobre todo de aquellos orangutanes que tuvieron por muchos años contacto con humanos. Hay dos hembras muy famosas: Jackie y Mina. La segunda puede llegar a ser bastante agresiva, por lo cual no se le puede acercar mucho y los guías siempre están muy atentos para que no ataque a ningún turista. Ambas tienen crías. Yo vi a las dos y son hermosas y bastante grandes. Yo literalmente me quedé con la boca abierta viéndolas. Son increíbles!
El tour más común es el de una noche, dos días. Aunque hay personas que solo hacen la caminata y se devuelven antes de llegar al campamento, y otras hacen toures más largos que pueden durar hasta dos semanas. Yo opté por el de solo una noche. Usualmente piden unos 80 a 90USD. Yo lo pude negociar por 1.000.000 de rupias, que son unos 73USD.  Mi guía se llamaba Erwin y si lo quieren contactar su whatsapp es +6281362300732
El tour dio inicio alrededor de las 9am y estábamos llegando al campamento alrededor de las 4pm. Paramos a comer refrigerio en la mañana, que se basaba en variedad de frutas; luego a almorzar, el delicioso y típico Nasi Goreng o arroz frito, y paradas varias para apreciar a los orangutanes que íbamos encontrando en el camino.  La mayoría por supuesto estaba en los árboles. Vimos alrededor de 8. Todos en total libertad. Pasando de árbol en árbol con sus largos brazos.

Pero no solo se ven orangutanes. También vimos macacos, un gibbon negro que es muy poco común ver, y algunos llamados Thomas leaf. Todos muy bonitos. Luego en el río veríamos un lagarto monitor. Familiar del dragón de Komodo pero más pequeño y no es peligroso.

Es una caminata con poco nivel de dificultad, aunque hay momentos en que hay que subir bastante la montaña para luego bajarla y volverla a subir, así que requiere de buen estado físico y gusto por las caminatas, también por su duración.

Los grupos son máximo de 6 personas más el guía, un acompañante de apoyo y el cocinero. El campamento ya está montado y es básicamente una carpa grande hecha con palos de los mismos árboles y cubierto de lona con colchonetas de esas para hacer yoga, un sleeping bag por persona y mosquitero por cada dos colchonetas. Al lado un espacio para comer, con una pequeña cocina de carbón adaptada en un rinconcito. Hay varios campamentos alrededor y se comparte una litera que está en la parte alta de la montaña, metida entre la selva.

Esa noche como decimos en Colombia, nos fuimos a dormir como las gallinas. Casi cuando acababa de anochecer 🙂

El siguiente día es muy relajado. Se visitan unas cascadas pequeñas; bañito en el río, almuerzo y el desplazamiento de vuelta a Bukit Lawang es en un divertido medio de transporte hecho con neumáticos de llantas amarrados unos con otros y delante va el guía remando y esquivando piedras en los rápidos del río. A mi me encantó 🙂

En Borneo el tema es totalmente diferente. No se camina mucho a excepción de los caminos que están muy bien acondicionados para llegar a las áreas en donde se verán los orangutanes.

El recorrido se hace en unos botes de madera tradicionales que se llaman klotoks. El valor es mucho más elevado que en Sumatra, pero es que es muy diferente. Nosotras pagamos 5.750.000 rupias que son aproximadamente 440USD. Si se divide el precio son 220USD por persona e incluye dos noches de alojamiento en la embarcación que es privada.  Toda la alimentación está incluída. Y que comida por Dios. Esa mujer cocinaba como los Dioses.

Llevábamos con nosotros al capitán, un ayudante, la cocinera y el guía. Todos super atentos. Una calidad increíble de personas. Nuestro guía se llama Hadri y está aprendiendo a hablar español. Autodidacta porque no tuvo dinero para estudiar. Pero lo que sí tiene es un diccionario bahasa – español hecho de recortes de fotocopias que ha ido alimentando a medida del tiempo. Y habla perfectamente bien inglés 🙂 Me encantaron esas personas.

Si quieren contactar a nuestro proveedor lo pueden buscar por facebook. Se llama Dian Syg 🙂

El precio también incluye el acceso a tres diferentes reservas en las que se pueden ver los Orangutanes en el parque Nacional Tanjung Puting.

Antes de ir había leído en varias ocasiones algunas críticas acerca de la forma en que se ven estos animales. Y no puedo decir a ciencia cierta si está del todo bien o del todo mal.  No estoy de acuerdo en el hecho de que existan horas y lugares especificos para alimentar a los orangutanes y que sean expuestos a los turistas como atractivo turístico.  Pero sé que estos centros en realidad sí trabajan para la conservación de esta especie y si no fuera de esa forma tampoco sería posible verlos. Las personas que estaban allí fueron absolutamente respetuosas. Todo el mundo estaba en silecio contemplando el comportamiento de quienes atendieron el llamado a la hora de comer. Machos, hembras solas y con sus crías. Todos respetando su turno de comer y tomándo su puesto de acuerdo a su posición jerárquica.

La primer parada es el primer día a las 3pm en la reserva Tanjung Harapan. La comida que se les da es maíz, bananos y leche principalmente. El primer contacto simpre es el más bonito y emocionante. En esta ocasión iba con mi hermana y estaba dichosa! Desde lejos y con una cuerda que evita cualquier tentación de acercarse más, pudimos ver ese día a un macho de cara ancha. Esos son los más impactantes.

El segundo día se hacen dos visitas más. La primera a las 9am en la reserva Pondok Tanguy y la segunda a las 2pm en Camp Leakey , en donde se visita previamente un pequeño museo en donde se entiende mejor la labor que se ha realizado en este centro.

El nombre del último centro se lo dió la Dra. Biruté Mary Galdikas, como un homenaje al antropólogo Kenyano Louis Leakey, quien participó junto con Jane Goodall y Dian Fossey, en el estudio de chimpancés y Gorilas respectivamente. Les suena la película Gorilas en la niebla? Bueno, por ahí va el tema.

Y precisamente fué esta mujer, Biruté Mary,  nacida en Lituania y criada en Canadá, quien en 1972 decidió irse a la selva deBorneo a estudiar a los orangutanes y desde ese momento ha trabajado incansablemente para la conservación de estos animales, creando por ejemplo la Fundación Internacional de Orangutanes OFI en 1986. Mujer de admirar!

El segundo día tuvimos la suerte de ver un orangután que estaba en un árbol. El estaba ahí, sin haberlo llamado. Dejándonos verlo. Fue increíble. Lo adoré. Ojalá no estuvieran amenazados como muchos animales hoy en día lo están por la mano del hombre. Ojalá tuvieran el chance de vivir libres en su hábitat. Sin miedos!

Y también pudimos conducir el bote jeje. Ibamos en zig zag pero es que no es tan fácil como se ve 🙂

Para mi las dos experiencias fueron increíbles. Cada una con algo especial y diferente. Lo que deben tener en cuenta es que sea cual sea la decisión que se tome para poder ver a estos animales, debe hacerse con respeto y pensando en la preservación de los mismos 🙂

4 Replies to “ORANGUTANES EN SUMATRA Y BORNEO. QUÉ HACE DIFERENTE CADA EXPERIENCIA?”

  1. Que experiencia tan increíble!!!! Gracias por compartir con tanto detalle , algún día haré este viaje y tu blog será mi guía . Me encanta leerte

  2. Dios mio daría lo que fuera por poder tan siquiera verlos un segundo! que bella tu experiencia la leí viviendola, pero sin apartarnos de la triste realidad de lo que sufren los Orangutanes Dios mio yo no puedo de dejar de sentirme mal al ver que cada día están mas amenazados, una varita mágica para acabar tanto daño a tan espectacular especie!!

    1. Es una experiencia increíble, claro está, mezclando todos esos sentimientos que describes. Ojalá hubiera un poco más de compasión y entendimiento acerca de la naturaleza. Gracias por leerme. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *