Hace unas semanas conocí a un Australiano que por cosas de la vida se apareció en ese momento de mi vida en el que estaba un poco falta de inspiración, y  sin pensar que era un vlogger, le conté acerca del blog que hace solo un par de meses empecé a escribir y click, fue un mar abierto de información e ideas que no pensaba recibir.

Es increíble lo fácil que crea contenido y la capacidad para compartirlo. También es un nómada como yo, no inspirado solamente en el tema de viajes, sino que lo mezcla con el fitness, que últimamente es todo lo que me rodea en Phuket. Vida sana y deporte 🙂

Y es que  es a eso precisamente a lo que muchas personas vienen a esta isla Tailandesa que está ubicada en la parte sur occidental de este país Asiático.

Han escuchado del Muay Thai? Pues es una técnica que mezcla en parte boxeo, con el uso de las piernas, es decir que se patea, pero también se usan rodillas y codos. Yo ya tenía nociones del boxeo, ya que por un par de meses lo utilicé en Colombia como una excelente forma de ejercitarme y liberar estrés.

Aquí el tema es grande. Vienen de muchos lugares del mundo solo a entrenarse por semanas e incluso por meses.

Hay una calle muy famosa llamada Soi Taied y es en donde están la mayoría de los gimnasios para practicar este arte marcial. Está ubicada en el distrito de Chalong, que para mí es una de las mejores zonas de Phuket. Y ya estando aquí, debía ir al menos a un par de clases, así que me uní a mi amigo, quien ya está un poco más experimentado.

Jueves 8am. Sería una clase de dos horas. Primera parte calentamiento. 20 vueltas a la zona de entrenamiento. Luego flexiones y serie de estiramiento.

Segunda parte. Conocimiento básico de los movimientos del Muay Thai. Puño izquierdo y derecho de frente, cruzado y de gancho; patada de lado y de frente, rodillas, codos y defensa. Una vez aprendidos los movimientos a la acción.

Se practican primero los movimientos aprendidos con un compañero, como si se estuviera en un combate. Como yo estoy en principiantes, no hay mucho conocimiento por parte de ninguno, pero aun así es divertido. Lo bueno es que siempre están los entrenadores corrigiendo los movimientos. Son tres rounds.

Hay que ver a los estudiantes de nível medio y avanzado. Hay unos muy hábiles y fuertes. Todo es cuestión de entrenamiento. Me encanta!

Luego se pasa a un uno a uno con los entrenadores. Esa es personalmente la parte que más me gusta porque ellos se ponen sus guantes de entrenamiento y van diciendo qué golpe debe uno dar. Es buenísimo porque se aprende más y adicionalmente uno puede inyectar toda la fuerza a cada movimiento. Nuevamente son tres rounds.

La tercera parte es práctica libre con la bolsa o saco de boxeo. Entre los descansos, flexiones y abdominales. Buena forma de descansar 🙂

Este deporte como cualquier otro requiere de práctica constante. Para mí lo más difícil es el tema de la defensa. Hay que estar alerta a cada movimiento del contrincante. Mezcla de fuerza corporal y concentración mental. Recomendado 100%, sobre todo si se hace en una atmósfera llena de buena vibra como lo es en Tiger Muay Thai.

Si quieren saber un poco más de cómo es normalmente una clase, lo pueden ver en este video. Espero que lo disfruten, tanto como yo haciéndolo 🙂

A propósito, la incursión en los videos se lo agradezco a ese vlogger que hizo que le empezara a dejar de tener miedo a la cámara 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *