Putumayo era un destino que siempre me había llamado la atención, aunque no estaba en mi lista de lugares a visitar en este momento de mi vida, y por azares del destino, terminé en un viaje que no había planeado, con un viajero Colombiano que había conocido en Cali.

Fueron solo dos días de visita, que para mí fue un abrebocas a experiencias nuevas que quisiera tener allí. Putumayo me cautivó. Verde por doquier, perfecto para explorar. Y si son amantes de las caminatas, es el lugar perfecto para visitar. Está llenito de cascadas. Sus aguas son limpias y perfectas para darse un bañito.

Y COMO SE LLEGA?

Mocoa es la capital del departamento del Putumayo, al sur occidente de Colombia, entre Nariño y Caquetá.

Las carreteras que comunican la ciudad conectan con Pasto (Nariño), Puerto Asis (Putumayo) y Pitalito (Huila). Nosotros veníamos desde Cali y pasaríamos primero por el departamento del Huila a visitar el desierto de la Tatacoa, y ya que queríamos conocer el parque Nacional Natural Puracé, ubicado entre los departamentos de Cauca y Huila, tomamos la ruta Cali – Popayán y luego la vía que lleva a la Plata -Huila, para finalmente días más tarde llegar a Pitalito con destino final Mocoa.

Lamentablemente la carretera no es una de las mejores del país. Como está en una zona muy montañosa hay muchas curvas, y además sufre de deslizamientos de tierra, así como hundimientos de la calzada. También hay bastantes huecos. Ojalá el gobierno estuviera más pendiente de esta zona.

Lo que realmente hace especial las 3 horas que dura el recorrido de los 135kms que separa Pitalito de Mocoa es el paisaje. Un verde amazónico que pareciera estar inexplorado. Espero que siga así.

Si se viaja desde y hacia Bogotá por tierra, para mi la mejor opción es la empresa de transportes Transipiales, que se caracteriza por tener pintadas caras de nuestros indigenas en su fachada. Ya que el regreso a casa no era en carro sino en bus, esa fue mi opción acertada.

Por aire se puede llegar a tres aeropuertos:

*Aeropuerto de Villagarzón, que es el más cercano a Mocoa

*Aeropuerto Tres de Mayo en Puerto Asís

*Aeropuerto Caucaya en Puerto Leguízamo

QUE VISITAR MIENTRAS SE ESTÁ EN MOCOA?

Como el tiempo fue corto, voy a recomendar los tres lugares que visité. Todos absolutamente recomendables. Lo importante es saber que esta es una zona perfecta para quienes les gusta la naturaleza, el agua, y las caminatas.

La cascada de Hornoyaco

Esta fue nuestra primer visita. El inicio de la caminata es saliendo de Mocoa en sentido sur, dirección Villagarzón. En el km2 está la entrada para empezar el recorrido. Se puede incluso ir caminando por la carretera hasta allí. Nosotros llevamos el carro hasta un parqueadero que hay entrando a la zona del sendero e iniciamos la caminata.

Es apróximadamente una hora de camino en cada dirección. Se cruzan 3 puentes colgantes, y ya cuando se piensa que se va a llegar viene la bajada. En realidad la caminata es muy fácil, excepto por el último tramo en el que hay cuerditas para ayudar en el descenso. Hubo algunas zonas resbalosas porque la noche anterior había llovido un poco, pero eso le dió más emoción al recorrido. Hay un camino bien trazado y zonas con troncos para facilitar el acceso.

La cascada es divina. Tiene 50 metros de altura y se puede nadar facilmente. El acceso es gratuito. Perfecto plan para empezar el día y refrescarse después de llegar. Lo ideal llevar algo de almuerzo y no olvidar llevarse todo lo que trajeron. Es un lugar en perfecto estado, así que hay que conservarlo de la mejor forma 🤩

El fin del mundo

Por la misma carretera que lleva a Hornoyaco, unos 15 minutos después está la entrada a esta reserva natural.

En realidad no es solo una cascada, sino un conjunto de ellas.

Para llegar a la reserva natural, se va desde Mocoa por la ruta que lleva a Villagarzón, y en el km6 está la entrada. Nosotros parqueamos allí el carro e iniciamos la caminata rumbo a nuestro hostal, ubicado en medio de la jungla a unos 20 o 25 minutos de la entrada. Se llama Huca Huaca y es espectácular.  Una experiencia increíble de mucha paz y conexión con la naturaleza.

La ventaja de dormir allí es que se avanza un gran tramo, y al siguiente día se puede madrugar para ver a los miquitos bozo e’leche, desayunar y empezar a caminar. A esta hora hay poca afluencia de turistas, así que se puede disfrutar de las cascadas y paisajes en perfecta paz. Y tienen una piscina natural perfecta para resfrescarse.

A la mañana siguiente nos dirigímos hacia las cascadas. Para ingresar hay que pagar $20.000COP o 6.5USD para Colombianos y $25.000COP o 8USD para extranjeros. La entrada está junto al lado del hostal.

El camino para llegar al primer punto en donde se puede dar un bañito, conocido como el pozo negro, es bastante empinado, pero de fácil acceso. Todo el camino está hecho en palos de madera.

Este pozo tiene 8 metros de profundidad, y se puede saltar desde dos puntos. Allí los valientes muetsran sus mejores saltos. Yo preferí solo nadar un poco en sus aguas verdes cristalinas.

Más adelante está una cascada un poco más grande, conocida como la cascada del almorzadero, ya que hay un restaurante ubicado justo entre la roca, y un punto perfecto para descansar si se va a la hora del almuerzo.

Es importante senalar que el acceso a las cascadas solo se puede hacer hasta las 12 del medio día, y a las 3pm ya está cerrado. Los Martes es el día de descanso, y por ende no está abierto.

El siguiente atractivo es el puente de piedra, por el que se cruza la quebrada Dantayaco. Fue una de mis partes favoritas

Y finalmente llegábamos. La cascada del fin del mundo, la cual hoy en día no se puede ver desde abajo a no ser que se baje haciéndo torrentismo. Por esta razón, los guías y salvamentistas del parque, proveen a cada turista de un arnés, para ver la espectacular caída de agua de 70 metros, que finaliza entre la serranía de los Churumbelos. Eso nos muestra la fuerza de la naturaleza y lo poderosa que es. Divina!

Apesar de que no tuvimos tiempo de ir, otro lugar que se puede visitar estando en el hostel Huaca Huaca, es la cascada del Ojo de Dios, que queda a 2,5km desde allí. Por lo que me contaron, el camino es más exigente que el del fin del mundo, pero vale muchísimo la pena. Me queda pendiente 🙂

Cañón del Mandiyaco

Justo en donde inicia el departamento del Putumayo y finaliza el del Cauca, en el km 25 en la vía PItalito – Mocoa, se encuentra este espectacular Cañón, que tiene una longitud de 441 metros. La entrada vale 2.000COP o menos de 1USD. Es una bajada muy corta, de alrededor de 10 minutos desde la carretera que conecta los dos departamentos.

Se llega a un puente colgante, desde el que se puede admirar lo bonito del cañón, en el que pasa el agua que desemboca al rio Caquetá.

También se puede caminar sobre el mismo y explorar las formaciones rocosas de origen volcánico.

Se puede adicionalmente recorrer el cañón en una canoa con remos de bambú.

Yo recomendaría ir a Putumayo. Ha sido un sector afectado por la violencia en el pasado, y aún tenemos en nuestra mente que sigue siendo así, pero hoy en día ha cambiado y están centrados en desarrollar un ecoturismo sostenible, en el que cada día más visitantes nacionales y extranjeros están llegando a conocer.

Y ustedes qué están esperándo?

6 Replies to “DESTINO PUTUMAYO”

  1. Que belleza , nuestra naturaleza es majestuosa , gracias por recordarnos lo afortunados que somos y por dar a conocer al mundo lo bello que es nuestra tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *