Cuando llegué a Vietnam, mi punto de entrada fue Ho Chi Minh, más conocida como Saigón.
La visa la había solicitado por internet, y en un día ya estaba aprobada. Había pagado 25usd por tres meses y una sola entrada, aunque si solo se quiere un mes se pagan 17USD, y un poco más si se quieren múltiples entradas.  Yo lo hice a través de la agencia Vietnam Visa, pero también se puede solicitar a través de la página https://evisa.xuatnhapcanh.gov.vn/web/guest/trang-chu-ttdt, solo que la dan por 30 días únicamente.

A la llegada al aeropuerto hay un segundo paso que es poner la estampilla en el pasaporte y se deben pagar 25usd más, mostrando antes la carta de pre-aprobación de la visa. La espera estuvo larga, ya que a la mayoría de nacionalidades les toca el mismo proceso, así que debí esperar al menos una hora para que me entregaran mi pasaporte con una nueva estampita en él 🙂

Esta no es una ciudad fácil. Es caótica y el tema con las motos es de no creer. Causa incluso gracia. Hay millones de motos y están por todos lados, incluso por los andenes y en contravía. Y aún así pitan para que uno les de el paso jaja. Pero lo que más me llama la atención, es que con dos días estando allí, ya me había acostumbrado. Allí no se espera a que el semáforo se ponga en rojo, o que la moto ceda el paso. Allí la calle se cruza así venga un millar de ellas, y los conductores tienen la habilidad de esquivar a quienes van cruzando. Es todo un arte, que muchos ven como un cuasi suicidio 🙂

El plan era encontrarme con Mariana, una Colombiana que conocí meses antes en Manila, y que como yo, estaba viajando por el sudeste Asiático, solo que por menos tiempo. Decidimos encontrarnos en esta gran ciudad, y de ahí tendríamos 27 días para recorrer el país de Sur a Norte.

Lo que más nos llamaba la antención en Ho Chi Minh, era ir al museo de la guerra y entenderla. En realidad no sabía mucho de la misma y lo que venden las películas de Hollywood es un rollo totalmente diferente a la realidad.
Antes de que Vietnam, Laos y Cambodia existieran como tal, ellos formaban un país llamado Indochina, más específicamente Indochina Francesa, por ser precisamente una colonia de este país que estuvo bajo su dominio por casi 70 años. Pero para 1940 Japón invadió el territorio y lo controló hasta finales de la segunda guerra mundial, y para cuando Francia quizo volver a controlar el país, en Vietnam habían creado una guerrilla para liberarse de los Japoneses, y no iba a acepar que Francia los volviera a dominar.
Su objetivo era cambiar el tipo de gobierno y convertirse al comunismo y después de varias luchas proclamaron su independencia definitiva en 1954, lo que hizo que el país se dividiera en dos. Vietnam del norte apoyado por Rusia y China; y Vietnam del Sur, apoyado por Francia, Inglaterra y Estados Unidos, quiénes estaban pasando por la guerra fría contra la Unión Soviética, y no podían seguir aceptando que más países se convirtieran al comunismo.
Entre ires y venires, la guerra duró alrededor de 30 años, y los más afectados como siempre, fueron los inocentes.
Yo en mi ignorancia pensaba que la guerra era entre Vietnam y Estados Unidos, pero en realidad era entre los dos Vietnams, y ya que muchas colonias estaban rebelándose, el país norteamericano entró a colaborar a Vietnam del Sur, para mantener un tipo de gobierno que pudieran controlar. El capitalista.

Millares de personas murieron, entre ellos niños y ancianos que no tenían nada que ver en el conflicto. Durante la guerra 3 millones de Vietnamís fueron asesinados, 2 millones sufrieron heridas de guerra y 300.000 nunca aparecieron. Y no solo eso, el ejercito Estadounidense envió grandes cantidades de químicos, que se acercan a los 800 millones de litros.  Uno de ellos es conocido como agente naranja, el cual mató la tierra y con ella, las esperanzas de sus habitantes, que hoy en día, habiendo pasado más de 40 años desde el fin de la guerra, siguen naciendo con deformaciones físicas y limitaciones mentales. Lo evidenciamos en las calles 🙁

En el museo hay varias salas de exposición, pero una de las que más me impactó fue el de la de los periodistas de guerra, quienes evidenciaron desde su lente este sin sentido de la humanidad llamado guerra! Las fotos utilizadas en este artículo fueron tomadas de esta exposición y la que más se destaca es la de la niña desnuda caminando en la carretera, que fue tomada por el reportero Huynh Cong Ut, llamada “Napalm girl” y que de hecho gano un premio Pulitzer a la academia en 1972.

Al final, ganó el Comunismo, aunque a decir verdad, la ciudad pareciera ser muy capitalista. Dicen que solo 10 años atrás empezó a cambiar y grandes edificaciones aparecieron, y con ellas McDonalds y Starbucks!

Sabíamos que durante los enfrentamientos, los de Vietnam del Norte, con la ayuda de infiltrados del sur, habían construído unos tuneles que permitían atacar por sorpresa a los del Sur. Así que nos fuimos a uno de los puntos en los que habían sido construídos, Cu Chi, una zona que dista 40 kms de Saigón.

Como es un punto turístico, los tuneles han sido modificados para que los visitantes puedan accesar a los mismos. Pero estos eran bien pequeños, justos para el tamaño de los Vietnmís, lo cual utilizaron a favor de ellos, ya que los occidentales eran muy grandes para ingresar a ellos, y así no solo los utilizaron como puente de comunicación entre varios puntos, sino como cuarteles, oficinas, bodegas y refugio para algunas mujeres con sus hijos.

Dieron la batalla siempre y eran unos estrategas increíbles. Pusieron trampas por la zona y no se rindieron.

Allí se ven muchos de los ejemplos de las tácticas utilizadas contra el enemigo, y se puede acceder a un tunel, que como mencioné está modificado. No apto para claustrofóbicos ni gigantes.

Para llegar allí podíamos tomar el bus municipal, pero nuestro hostal tenía un tour muy económico, apenas para mochileras como nosotras. Nos costó 130.000 dongs, que son 6usd. Incluía el transporte y una guía, así que nos fuimos con ellos. Esta fue nuestra primera experiencia con la obsesión de los conductores Vietnamís por utilizar el pito del carro. Íbamos en la primera silla, y juro que había veces que no había nadie en frente y aún así pitaba. Debe ya ser un tic jajaja.

Recomiendo el tour? Sí. Si hubieramos ido solas nadie nos habría explicado nada, y aunque la guía iba corriendo, entendimos mucho del tema. Y además nos ahorramos tiempo en el trayecto, ya que el servicio fue puerta a puerta. El valor de la entrada no estaba incluído. Allí pagamos 110.000 dongs adicionales, es decir 5 usd.
Total de la inversión: 11usd y unas 8 horas de nuestro día 🙂 Hablamos de que nos habría gustado tener más tiempo allí, pero nos habría dado igual sin nadie que nos contara la historia.

En Saigón pasamos primero 4 días, en los que recorrimos las calles de arriba a abajo, incluída la **Vui Bien**, que no es más que una calle larga llena de restaurantes, bares y discotecas, y también de oferta sexual. No olvidemos que Saigón era el centro de prostitución en la época de la guerra 🙁

Ya habiendo tenido suficiente de la gran ciudad, nos fuimos por una noche al rio Mekong, el cual viene desde China, y cruza Myanmar, Laos, Cambodia y termina en Vietnam. Es el doceavo río más extenso de Asia y famoso por sus mercados flotantes.

Si me preguntan, yo no lo recomendaría. Lamentablemente hay gran falta de conciencia de los locales con sus recursos naturales, y utilizan sus aguas como basurero. Lo vimos. Un niño terminando su comida y poniendo la cajita de icopor entre el agua. Y el olor de las aguas no es el mejor tampoco.

Aún así, si el Delta Mekong es uno de sus sueños en Vietnam, hágalo pero por cuenta propia. Nosotros tomamos un bus hasta Vinh Long. No fuimos a Can Tho que es el destino famoso al que todos van porque era más lejos y una local nos dijo que era igual de bueno. Aún me pregunto si es verdad. El bus nos costó 105.000 dongs, menos de 5usd y tardó 4 hora en llegar. Nos hospedamos en un home stay al cual llegamos luego de cruzar el rio en un ferri. Nuestro desacierto fue que como solo íbamos a pasar esa noche, coordinamos un tour con ellos, el cual empezó tarde, así que del mercado de botes no quedaba más que uno, que nos estaba precisamente esperando a nosotros para que le compráramos fruta. Así que la experiencia auténtica no la pudimos vivir 🙁

Fuimos a una pequeña productora de miel de abejas y a una productora de dulces, pero lo que sí me gustó mucho y destaco, fue el paseo en bote de remos, remado por mujeres fuertes y sonrientes, y el conductor de nuestro bote, que nos ofreció a varios conducirlo por unos cuantos minutos 🙂

De allí volvimos a Saigón, y a los dos días empezó nuestro camino al norte! El primer destino sería Mui Ne y sus dunas de arena 🙂

Para tener en cuenta
1 usd equivale a 22.000dongs
Hola en Vietnamí se dice Xin Chao
Gracias se dice Cam O’n
Y qué se puede esperar de la comida en el sur de Vietnam? 
Lo más tradicional es el Ban Mi, que es un sandwich en un baguette pequeño, y que usualmente lleva carne de cerdo y vegetales, aunque en realidad puede tener lo que sea. Es delicioso y hay carritos que los venden por todo lado desde 15.000 dongs o 70 centavos de usd, hasta 50.000 o un poco más de 2usd, dependiendo de la locación y de lo que tenga por dentro. Bueno, algo de franceses debían tener.
Y cómo dejar de lado el Pho Bo (carne de res) y Pho Gá (pollo), que es la sopa tradicional de Vietnam! Esta puede ser desayuno, almuerzo o comida. O por qué no los tres? Jaja. Mi primer contacto con la sopa fué lo mejor, y nunca la probé de nuevo así. Fue como un sancocho trifásico para los Colombianos. Sopa de noodles de arroz, con carne molida, cerdo en lonjitas y langostinos. Y al lado ponen raices chinas y una serie de hojas para adicionarle al gusto. Valor: 40.000dongs o casi 2usd. Mmm aún se me hace agua la boca.

Ah! Y el vino de arroz es algo muy tradicional, y no sabe en realidad a vino sino como a tequila, pero lo más común es encontrarlo con serpientes dentro. Solo para valientes. Yo no soy de esas. Nótese en mi cara jajaja

2 Replies to “VIETNAM – SAIGON. MI PRIMER CONTACTO CON UNA NUEVA CULTURA LLENA DE HISTORIA”

  1. Gracias por partilhá-lo , me encanta la cultura viajeira de todo el mundo , yo tambien conosco algo, principalmente Thailandia pois lo hay visitado por dos veces y me hai encantado , pero como soy Português viajero por todo el mundo , eres muy difícil para mim la alimentacion que eres muy diferente de la nostra , pero sua cultura vale una visita
    Welcome to Portugal

    1. Hola Almerindo! Muchas gracias por escribirme. Me alegra que te guste viajar a pesar de las diferencias culturales, pero bueno, precisamente esa es una de las cosas ineresantes a la hora de viajar. A propósito, tengo pensado ir a final de año a tu país. Aún no lo conozco 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *