Arriba

Una de las preguntas que más nos hacemos hoy en día, especialmente quienes dedicamos gran parte de nuestro tiempo a descubrir nuevos destinos, es cómo viajaremos después del Coronavirus.

El sector turismo y de viajes está detenido casi por completo, y aunque ya está empezando a reactivarse en algunos lugares del mundo, el proceso no va a ser rápido ni fácil.

Hasta nuevo aviso, Colombia sigue en estado de emergencia hasta finales de Agosto, por ende hasta esta fecha, las fronteras seguirán cerradas. No habrá vuelos internacionales, a no ser que sean humanitarios, y aun no se concreta la fecha en que se reabrirán los vuelos domésticos. Tampoco se conoce aun cuándo el transporte intermunicipal por carreteras se reabrirá.

El turismo en Colombia representa el 4% del producto interno bruto (PIB), y a nivel mundial un poco más del 10%. Lamentablemente este ha sido uno de los sectores mayormente afectados y es de vital importancia poder reactivarlo lo más rápido posible y que garantice seguridad tanto a los prestadores de servicios, como a los usuarios.

Pero acaso tendremos que esperar hasta que se cree una vacuna para volver a la normalidad? O tendremos que aprender a convivir con el virus?

Se han pensado varias alternativas que controlen la actividad ya sea inmediatamente o a mediano y largo plazo. Entre ellas están:

Globo terraqueo Coronavirus

CERTIFICADO DE VACUNACIÓN

Lo ideal es que una vez se haya conseguido la vacuna, se genere un certificado similar al de la fiebre amarilla o hepatitis, que es exigido en algunos países para ciertos visitantes dependiendo del origen.

La asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha pensado en un pasaporte de inmunidad para quienes ya hayan tenido el virus y constate que pueden movilizarse, pero al no haber seguridad acerca de que no es posible adquirir más de una vez el virus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no está de acuerdo con el mismo.

Hasta el momento Estados Unidos, China, el Reino Unido e Israel trabajan en encontrar la solución a esta pandemia mundial.

CONTROLES EN AVIONES Y AEROPUERTOS

cómo viajaremos después del coronavirus Aeropuerto

De ahora en adelante habrá muchos más protocolos de Bioseguridad. El cristal acrílico tal vez se volverá más común de lo que hayamos imaginado.

La IATA prevé que solo puedan ingresar a los terminales aéreos los pasajeros y los trabajadores. No podrán ir acompañantes a despedir a los viajeros, excepto algunos casos específicos.

El proceso de registro se hará previamente y se mostrará desde el celular, cosa que ya se estaba haciendo anteriormente, pero con mayor énfasis.

También se deberá medir la temperatura para poder ingresar al aeropuerto y se deberán portar mascarillas e incluso guantes.

El distanciamiento social será vital, empezando por las filas. Muchos de los procesos serán autónomos para evitar al máximo el contacto, tal como el despacho del equipaje, entre otros.

El embarque tendrá que ser eficiente y ordenado, para evitar las aglomeraciones. También el equipaje de mano será mucho más limitado.

Es posible que el servicio de alimentos y bebidas se vea reducido o limitado.

Limpieza y desinfección constante serán mandatorios. Y se utilizarán filtros de aire con gran eficiencia.

La IATA propone control de temperatura nuevamente a la llegada a destino y automatización en procesos de aduana e inmigración, con aplicaciones móviles y aumento de tecnologías biométricas.

La opción de dejar un asiento de por medio se debate debido a que no es rentable para las aerolíneas, las cuales en este momento están en crisis, algunas de ellas incluso declarándose en bancarrota. Tendrían que aumentar significativamente el precio de los tiquetes y eso afectaría la demanda.

CERTIFICACIONES DE HOTELES, RESTAURANTES, AGENCIAS Y OPERADORES TURÍSTICOS

Cómo viajaremos después del coronavirus

Muchos países están empezando a aplicar certificados de bioseguridad. En este momento, Colombia ha venido trabajando en un certificado desde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, junto con Procolombia e Icontec, y avalado por la Organización Mundial de Turismo (OMT), que servirá de ejemplo para otros países tanto de América Latina como del mundo.

En este caso, cada empresa deberá, junto con sus administradoras de riesgos laborales, adaptar estrategias para garantizar el distanciamiento social y adecuados procesos de higiene y protección tanto para trabajadores como para usuarios. Tapabocas, guantes, termómetros, desinfectantes, gel antibacterial, entre otros, serán obligatorios.

Los espacios de las áreas sociales deberán ser más controlados y aquí nuevamente podría implementarse el uso de acrílico para dividir zonas de los restaurantes como lo han hecho China y Corea por ejemplo.

El Room Service o servicio a la habitación, será mucho más utilizado que el hecho de ir al restaurante directamente, y el servicio a la mesa será más común que los buffets de autoservicio.

Elementos dentro de las habitaciones deberán ser desinfectados y puestos dentro de bolsas para garantizar que están limpios, y elementos decorativos innecesarios serán removidos idealmente.

Los restaurantes y bares empezarán a funcionar en las áreas al aire libre, y el horario de cierre será controlado. Menús estarán en pantallas y visibles en varios puntos, para evitar contacto con menús tangibles.

DESTINOS LIBRES DE VIRUS

Con el fin de reactivar el turismo, los países deberán emitir certificados al destino como tal y a quienes se involucren en la cadena de la prestación de servicios, con el fin de que el usuario vuelva a tener confianza y logre empezar a viajar nuevamente.

En este punto debe haber gran énfasis en la capacitación del personal para lograr este objetivo a mediano plazo.

Así mismo la tecnología será estratégica para detectar y determinar el estado de salud tanto trabajadores como de visitantes.

Piedra colgada

TURISMO INTERNO

Con la crisis, la tendencia será apoyar el turismo interno para la recuperación del mismo en cada país. Adicionalmente habrá mayor sensación de seguridad al ser los desplazamientos más cortos.

El turismo de masa dará paso a uno mucho más selectivo.

El turismo de montaña y de lugares poco frecuentados serán más apetecidos y también más seguros.

Cabe aclarar en este punto que es de suma importancia realizarlo de forma responsable, ya que las zonas más apartadas son las que tienen menos casos de enfermedad, y la idea no es llevar el virus hasta allí.

Artículos relacionados CÓMO VIAJAR DESDE CASA EN CUARENTENA?

NUEVOS PROTOCOLOS EN CRUCEROS

Lamentablemente hoy en día los cruceros son sinónimo de foco de contagio, por lo que no muchas personas están dispuestas a utilizar este servicio. Además las operaciones están canceladas en su totalidad.

Aun así, trabajarán en programas de saneamiento mucho más estrictos. También han implementado políticas de cancelación, reembolsos o créditos para las reservas a través de seguros.

Una vez entren en funcionamiento deberán aplicar así como en los vuelos, estrategias para mantener el distanciamiento social, posibles filtros de aire, toma de temperatura, uso de mascarillas y constante limpieza y desinfección.

Cómo viajaremos después del coronavirus. Mapa del mundo

SEGUROS DE VIAJES

Será vital contar con un seguro de viajes que garantice los gastos sanitarios. Lo más posible es que aumenten de precio, pero ha sido, es y será muy importante contar con uno a la hora de viajar.

Aun así es muy importante asegurarse que el mismo cubra pandemias y específicamente cualquier hospitalización o tratamiento para esta enfermedad.

RESERVAS PREVIAS

Para evitar aglomeraciones, lugares como museos y otros sitios de interés, comenzarán a vender los tiquetes por internet y limitarán su aforo diario.

Aquellos que ya lo están implementando, no están haciendo ningún cobro extra por esto.

mascaras coronavirus

VIAJEROS PROTEGIDOS

El llevar tapabocas, guantes y gel antibacterial de ahora en adelante en nuestro equipaje de mano pasará a ser lo más normal.

Los turistas volveremos a viajar, pero seremos mucho más exigentes y cautos. La higienización de los lugares nos hará sentir mucho más seguros.

No podemos decir que la recuperación del turismo va a ser fácil. Va a ser un proceso lento y un poco complicado, por varios aspectos.

1 RESTRICCIÓN EN LAS FRONTERAS

No todos los países van a abrir las fronteras al mismo tiempo. Incluso algunas zonas dentro de los mismos países planean implementar acciones proteccionistas para no dejar ingresar personas que no vivan en ciudades y departamentos que no han sido muy afectados por la pandemia.

Mapamundi

2 EL MIEDO Y LA DESCONFIANZA

Cada vez vamos a ser más precavidos con los lugares a los que vamos y con las personas con que nos relacionamos. La tendencia será buscar lugares que no hayan sido tan afectados por el Coronavirus.

3 RECESIÓN ECONÓMICA

El coronavirus ha traido mucho más que una crisis de salubridad, ha ocasionado una crisis económica. El desempleo ha aumentado llegándo incluso a cifras de dos dígitos y los ingresos para quienes aún los perciben han disminuído en su mayoría.

Por ende, no todo el mundo va a tener dinero para realizar los viajes que solían hacer en el pasado ya que no será una prioridad. Se empezará a pensar mejor en qué invertir el dinero y eso incluye menos lujos.

Turismo de montaña Laguna verde en Nariño

Ante la pregunta de cómo viajaremos después del coronavirus, la tendencia será que se desarrolle mucho más el turismo rural e interno. El turismo de cercanías, en donde preferiblemente no se tenga que utilizar transporte público, sino nuestro propio medio de transporte.

Visitar lugares al aire libre, en el campo, en donde se pueda tener nuevamente una conexión cercana con la naturaleza.

Luego el turismo internacional se empezará a reactivar paulativamente.

La prioridad será la salud y lugares que ofrezcan conexión interna. Yoga, meditación, spas, relajación y mucha más espiritualidad seguramente se reactivarán mucho más rápido y serán más apreciados.

Cuando volvamos de cierto modo a la normalidad, nos  habremos acostumbrado a ser mucho más estrictos a la hora de viajar.

post a comment