Arriba
  >  Africa   >  CRUCERO POR EL RIO NILO EN EGIPTO
Mejores crónicas de Viaje en Egipto

Una de las actividades que más llaman la atención de Egipto, después de las pirámides, es recorrer en rio Nilo y visitar los templos que existen en las poblaciones ubicadas en la ribera del mismo.

Por esta razón, decidimos contratar un crucero por el Nilo, que nos mostraría las maravillas de esta gran civilización.

¿Cómo es el recorrido en Crucero por el Nilo y sus templos?

El recorrido se puede hacer de dos formas: empezando en Luxor y acabando en Aswan o viceversa.

Nosotras decidimos hacerlo empezando en Aswan, ubicado al sur de Egipto. Para llegar allí tomamos un tren nocturno que partía desde El Cairo. Fueron en total 13 horas de viaje.

Cabe aclarar que hay 3 categorías de tren: primera, segunda y tercera clase, con la salvedad de que no es permitido a los turistas viajar en la última de estas.

Nosotras tomamos la VIP, o segunda clase; y aunque no daban cobija y las sillas solo se podían reclinar hasta cierto punto, era cómodo y a un precio razonable. Costó 17 euros.

La primera clase, dependiendo del tipo de tren y su antigüedad, puede llegar a tener cama, pero es muy costoso y en realidad para mi no vale la pena. Eran alrededor de 90 euros.

Si se viaja por libre, es posible comprar los tiquetes directamente en las taquillas o a través de este link.

En nuestro caso, al haber reservado el tour con agencia de viajes, ellos se encargaron de comprar los tiquetes.

Una vez llegamos a Aswan, una van nos esperaba y nos llevó directamente al barco en que llegaríamos a Luxor 3 días después atravesando el río Nilo.

El crucero sería en un barco de 4 pisos. En el primero estaba el comedor y el recibidor. En el segundo y tercero estaban las habitaciones, y en el cuarto y último estaba la terraza con una pequeña piscina y un bar. Algo poco común en Egipto, ya que, al ser un país musulmán, es difícil encontrarlos.

Templo Philae

Esa misma tarde, visitaríamos el Templo de Philae, o File, a 11 kilómetros de Aswan. Para llegar allí se toma un pequeño bote. Este templo estaba dedicado al culto de la diosa Isis. Era nuestro primer encuentro con este tipo de construcciones apoteósicas, llenas de columnas y bloques tallados de manera perfecta, y que a pesar del paso de los siglos siguen ahí.

Una vez atardeció, fuimos a descansar, ya que la mañana siguiente empezaría muy temprano.

Visita Templo Philae Crucero por el Nilo
Interio del Templo File en el crucero por el Río Nil

Templo Abu Simbel

Alrededor de las 4am salimos en un bus hacia Abu Simbel, que queda a 290km de Aswan en dirección sur, en Nubia. Fueron aproximadamente 3 horas y media de recorrido. Este es talvez el templo más impresionante de todos.

Lamentablemente tuvimos que ver el amanecer desde el bus. Esto me dejó muy triste, ya que había escuchado de lo espectacular que era verlo desde el templo Abu Simbel.

bloguera en templo abu simbel

Fue construido durante el reinado del Faraón Ramses II. No es solo un templo sino dos, en donde están su tumba y la de su esposa Nefertitis.

Ramses II se encargó de dejar bien claro la importancia de sí mismo. En esa época los faraones se auto proclamaban dioses. Por esa razón, tanto dentro como fuera de su tumba solo hay erigidas estatuas de él mismo, y al fondo del templo están sentados tres Dioses junto a él, y cada 22 de octubre y 22 de febrero, el sol llega perfectamente hasta donde están sentados, iluminándolo solo a él y demostrando su poder.

Monumento en Excursion Abu Simbel Egipto

Por otra parte, la tumba de su esposa, aunque de menor tamaño, es igualmente increíble. La entrada está adornada con 6 estatuas inmensas. Dos de ella y por supuesto las tres restantes de él.

Abu Simbel está junto al lago Nasser, un lago artificial que se creó al desbordarse el rio Nilo y que se convirtió en la represa Aswan.

Pero el templo no siempre estuvo en donde está hoy en día. Antes estaba precisamente ubicado en donde está el lago. El templo empezó a moverse en 1964 y fueron en total 60 metros en 4 años y medio. Todo lo dejaron tal cual lo encontraron.

Templo Kom Ombo

Lamentablemente, una hora y media después de haber llegado a Abu Simbel, ya estábamos fuera, camino al crucero, para navegar el siguiente destino: el templo Kom Ombo, en la población que lleva el mismo nombre.

Lo más representativo de este templo es que es doble y está construido de forma simétrica en la parte sur y norte. Cada lado dedicado a un Dios: Sobek y Haroeris.

Lo otro que llama la atención de este lugar es el museo del cocodrilo, en donde se encuentran más de trescientas momias de este animal.

Ese recorrido se hace en la noche y luego al llegar al bote nos esperaba la cena y una pequeña fiesta con algo de música y el baile típico del vientre.

Mientras tanto el bote se dirigía hasta Edfu, en donde la mañana siguiente muy temprano visitaríamos el templo de Horus.

Templo de Horus

Este dios era considerado el iniciador de la civilización egipcia. Hijo de Isis y Osiris y representado por un halcón.

Mejor viajera de Colombia en el Crucero por el NIlo

Allí fuimos llevados en unas carrozas haladas por caballos llamadas hantours. Anoto que hubiera sido mejor desde mi punto de vista que nos hubiera llevado un bus, por el posible maltrato animal, pero aunque lo pedí en repetidas ocasiones al ser la única que lo pidió, no me lo quisieron conceder.

Nuevamente en el crucero, tuvimos el resto de la mañana y parte de la tarde para descansar y disfrutar de la vista desde la terraza.

Mujer relajada en el crucero por el Nilo

Justo antes de llegar a un canal que se atraviesa para cruzar el que es el mayor río de África y que cruza diez países, nos empezamos a topar con infinidad de pequeños botes que se veían minúsculos frente al nuestro, y que llevaban a comerciantes que querían vender sus vestidos egipcios, mantas y demás artículos típicos del país.

Un momento bastante particular, por la forma en que insistentemente trataban de comerciar con los turistas, que asomaban su cabeza no precisamente por querer comprar, sino por como hacían la venta.

Bolsas plásticas con artículos dentro eran lanzadas dentro y fuera del bote como si jugaran al tingo y tango. ¡Algo muy gracioso!

La última parada era Luxor. Allí legamos esa misma tarde, y aunque pasaríamos nuestra última noche en el bote, ya no se movería más.

Última parada del crucero: Llegando a Luxor

La ciudad se divide en dos partes. La oriental y la occidental.

Dell lado oriental se visitan:
✔ El templo Karnak.
✔ El templo de Luxor

Del lado occidental se visitan:
✔ El Valle de los Reyes. Un lugar impresionante donde están las tumbas de 62 reyes
✔ El Valle de las Reinas
✔ El templo de Hatshepsut
✔ Los Colosos de Memnon

La parte Oriental la visitamos el mismo día que llegamos.

El Templo Karnak

El primero fue el Templo Karnak. Para mí el mejor de todo el recorrido.

Fue por muchos siglos el centro religioso más importante para los egipcios. Está dedicado al dios Amón.

Lo que más me llamó la atención fueron sus 134 columnas de 23 metros de altura talladas a la perfección. Lamentablemente el tiempo fue muy corto para recorrer este inmenso museo al aire libre.

Templo Luxor

. Ya empezaba a anochecer y teníamos que visitar el templo de Luxor.

Este está adornado por colosos o estatuas de Ramses II y un obelisco, ya que el segundo que había allí se encuentra hoy en día en la plaza de la Concordia en Paris.

Este templo también está dedicado al dios Amón. Es bastante imponente.

En nuestra última noche del crucero por el Nilo tuvimos la tradicional cena y un show con un baile típico egipcio.

Algo muy divertido del barco es que cada noche nos sorprendían con una decoración diferente en la habitación. Haciendo formas variadas de animales y personas con las toallas. ¡Genial!

La mañana siguiente la dedicaríamos a la parte Occidental de Luxor.

Valle de los Reyes

El primer lugar que visitamos fue el Valle de los Reyes, una necrópolis constituida por 62 tumbas de faraones que fueron enterrados en hipogeos, o pasajes subterráneos, que eran construidos durante el reinado de cada faraón antes de morir.

El tamaño, la profundidad y magnificencia dependía del tiempo de su reinado.

El tiquete de entrada nos daba el acceso a tres de las tumbas, excepto a la de Tutankhamon, que vale 14 euros adicionales.

Nosotras elegimos por recomendación de nuestro guía, la número 2, perteneciente a Ramses IV, la número 8 de Merenptah, y la número 11 de Ramses III. Esta última fue la que más me gustó. Los colores dentro aún se conservan casi intactos.

Dentro es posible hacer videos y tomar fotos si se hace con celular. Con cámara como tal está prohibido.

Valle de las Reinas

El Valle de las Reinas está situado al sudeste del de los reyes.

Como en cada cultura, era de menor importancia, por esta misma razón era un lugar más pequeño y la roca era de menor calidad. Allí no solo están enterradas las reinas, sino algunos príncipes. Este no lo visitamos.

Templo de Hatshepsut

El templo de Hatshepsut es considerado uno de los monumentos incomparables del antiguo Egipto.

mujer viajera en templo de Hatshepsut

No sé si talvez ya no quería ver más templos, pero a mí particularmente fue uno de los que menos me gustó. Es el que más se acerca a la arquitectura clásica, refiriéndose a la arquitectura griega.

Colosos de Memnon

Para finalizar, pararíamos frente a los Colosos de Memnon, dos estatuas de 18 metros de altura, que representan a un faraón llamado Amenhotep III.

Bloguera de viajes en Egipto

Luego de esta visita, iríamos a recoger nuestras pertenencias al barco. De este modo terminaba nuestro anhelado crucero por el Nilo.

Nosotras decidimos quedarnos una noche más en Luxor en un hostal, para conocer un poco la ciudad y su mercado.

Lo que más me impresionó de todos estos templos es el hecho de que aun estén en pie después de tantos siglos, guerras, imposición de otras religiones, cambios climáticos, entre otros.

Su tamaño fue otra de las cosas que me impresionó, además del manejo que le dieron a los materiales que utilizaron para su construcción.

La forma en que tallaron la roca, y el ver aun como en algunas salas, los colores con las que estaba pintada la piedra aún se mantiene. Se logran ver algunos visos de azul, rojo y amarillo.

Y aunque los católicos trataron de borrar las caras de los dioses que adoraban, aun se puede apreciar su riqueza cultural.

¿Qué incluye y que no incluye el crucero por el rio Nilo?

Incluye el alojamiento y las comidas tipo buffet dentro del barco.

No incluye las entradas a los templos. Estas son pagadas individualmente a la entrada de cada uno de ellos.

Tampoco incluyen las bebidas alcohólicas o cualquier tipo de servicio extra adquirido dentro del crucero o fuera de él, como transporte no especificado dentro del plan o excursiones extras.

Algunos podrían catalogarse como cruceros de lujo 5 estrellas y otros no tanto. Desde mi opinión todos son similares. Hay algunos barcos más nuevos que otros, algunos tienen una piscina más grande o incluso un pequeño balcón en las habitaciones exteriores, pero al final el tour por el Nilo es el mismo. La diferencia es el lugar en donde empieza: Luxor o Aswan. En el primer caso son cuatro noches y en el segundo solo tres noches navegando el río Nilo.

El precio algunas veces es negociable si se ve directamente a la agencia. Así lo hicimos nosotras, pero no siempre es el mismo caso, sobre todo si se va con poco tiempo.

Mi consejo, si se quiere reservar con anticipación y garantizar que sea de los mejores cruceros, es hacerlo a través de Civitatis. ¡Desde aquí puedes reservar la excursión con ellos fácil y rápido!

¿Vale la pena pagar un tour para visitar los templos de Egipto en crucero?

Yo particularmente soy de esas que el 99% de las veces no lo hace, porque me gusta manejar mis tiempos y además puedo ahorrar dinero haciendolo por libre, pero en Egipto decidimos hacerlo por algunas razones:

✔ No queríamos tener que lidiar negociando con el tema del transporte, porque los precios los aumentan absurdamente al ver que no somos locales

✔ Al ser un lugar tan lleno de historia queríamos ir con guía para aprender

✔ Habíamos escuchado que era un país peligroso y aunque ahora no lo vemos del mismo modo, queríamos evitarnos dolores de cabeza

✔ El idioma fue otra razón. Algunas personas hablan inglés pero muy básico y el negociar (porque todo se negocia en Egipto) iba a ser complicado

✔ Y finalmente porque nos queríamos dar un lujito dentro de la vida de mochileras que llevamos y decidimos navegar por el rio Nilo.

Al final resultó como lo imaginaba

✔ Tuvimos poco tiempo en cada lugar, y ABU SIMBEL y KARNAK que son lugares increíbles, nos tocó recorrerlos a las carreras.

✔ La explicación del guía fue buena pero muy básica. Además a pesar de que hablaba español, algunas veces no se le entendía muy bien.

✔ Como se debe cumplir con horarios, todos los toures van a la misma hora, así que son masas de gente en el mismo lugar al mismo tiempo.

Lo volvería a hacer así? Por estas tres razones no. Pero tampoco se cómo habría sido de la forma tradicional en un país como Egipto, así que creo que fue la decisión correcta.

Te puede interesar leer Visitando las pirámides de Egipto

publicar un comentario