Arriba
Visitar un país árabe siendo mujer

Cuando empecé a viajar sola, visitar un país árabe no era una prioridad, e incluso me daba algo de miedo; pero a medida que iba descubriendo más el mundo, tenía más hambre de él.

Quería entender mejor cómo funcionaban culturas tan diferentes a la mía. Por eso tomé la decisión de explorar esta zona del mundo, y como estaba sola en ese momento en Asia, decidí hacerlo de ese mismo modo. En solitario. ¿Pero y cómo es visitar un país árabe siendo mujer?

Diferencia entre países árabes y musulmanes

Antes de todo, es importante diferenciar a los países musulmanes de los árabes. Los musulmanes son quienes practican el islam.

No todos los países que practican esta religión son árabes, ni todos los árabes son musulmanes. Algunos practican otras religiones, aunque en menor escala.

Los países árabes comparten el idioma y las costumbres, y están ubicados en la península arábiga y algunas zonas de África. Por el contrario, hay países musulmanes que están ubicados en Asia, sobretodo en el sudeste del continente.

Traje tradicional Emiratos Arabes

¿Cuántos países árabes hay?

Los países árabes son 21. Omán, Jordania, Líbano, Yibuti, Bahréin, Catar, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Palestina, Siria, Yemen, Irak, Somalia, Marruecos, Túnez, Argelia, Mauritania, Libia, Egipto y Sudán.

Religión y Cultura en países árabes y musulmanes

Para entrar en contexto antes de visitar un país árabe, es importante saber que:

✔ La religión que practican la mayoría de la población tanto árabe como de países musulmanes, es el ISLAM, y su vida gira en gran medida en torno a ella. Su libro es el CORÁN.  Su Dios es ALÁ, y su único profeta MAHOMA. Su lugar sagrado es la MECA, lugar en donde nació este último.

✔ Tienen 5 pilares básicos: La profesión de la fe, la oración, la limosna, el ayuno, y peregrinar al menos una vez en la vida a la Meca.

✔ Oran 5 veces al día mirando en dirección a la Meca, e incluye versículos del Corán que recitan de memoria en diferentes posturas, ya que oran de pie, inclinados, arrodillados y con la frente en el piso.

✔ La limpieza o ablución antes de la oración es esencial, por lo que existen lugares específicos en las mezquitas, para que laven sus manos, brazos, pies y cara. Tiene un orden y proceso.

✔ Hombres y mujeres oran por separado, y las mezquitas están divididas para que se dé así. Las mujeres van atrás la mayoría del tiempo, y pueden ver a los hombres a través de agujeros. Aunque hay mezquitas que están destinadas solo para hombres.

✔ La vestimenta árabe debe ser modesta y sencilla, de colores sobrios y que no muestre la forma del cuerpo. Cada país tiene diferentes códigos y algunos son más flexibles que otros:

* Las mujeres pueden llevar BURKA, que cubre todo su cuerpo, incluso cara y manos en los países más radicales; NIQAB, que deja al descubierto los ojos; o HIYAB, que es el pañuelo que cubre su cabeza y pelo.

Algunas mujeres visten como en occidente, dependiendo el país, con la salvedad de que deben llevar la cabeza cubierta.

* Los hombres llevan túnicas y algunas veces KUFIYYA que es lo que les cubre la cabeza

Al visitar un país árabe siendo mujer, no es necesario llevar  la misma vestimenta, con algunas excepciones específicas como en Arabia Saudita.

Simplemente se debe vestir de forma poco llamativa y cubriendo piernas, hombros y pecho. Respectando la forma en que visten allí.

No todos los países musulmanes practican la religión del mismo modo. Unos son mucho más tradicionales, como por ejemplo Arabia Saudita, y otros mucho más laxos, como Emiratos Arabes, específicamente la ciudad de Dubai; o Indonesia.

Mujeres árabes y musulmanas

Mujeres arabes marruecos

Aun así, es claro que los derechos de las mujeres bajo los preceptos de esta religión, se basan en leyes que no van de la mano con la forma en que vivimos en la actualidad. Y la obediencia del género femenino es fundamental para que todo fluya y funcione correctamente.

Eso bajo los conceptos de libertad que manejamos actualmente las mujeres occidentales suena absurdo. Aun así, debemos tener en cuenta, que algunos años atrás, el catolicismo funcionaba del mismo modo. Bajo parámetros de machismo, típicos del ser humano.

Compartir con una mujer musulmana es una bonita experiencia. Tienen la mayoría de las veces una ingenuidad casi inexistente hoy en día en occidente, aunque tienen la misma curiosidad que nosotras por descubrir un mundo desconocido. Ver cómo vestimos, nos expresamos, interactuamos, es entender un poco de lo que son nuestros mundos.

Y es que físicamente somos iguales, pero el haber nacido en lugares diferentes del mundo, con creencias tan particulares, nos ha hecho muy distintas. Con derechos, deberes y pensamientos específicos que no siempre dependen de nosotras!

Mujer árabe en el Cairo Egipto

Países árabes seguros para viajar

Hasta el momento he tenido la oportunidad de visitar 5 países árabes que son seguros para viajar:

✔ Emiratos Árabes
✔ Palestina (no considerado estado para muchos)
✔ Jordania
✔ Marruecos
✔ Egipto

Cabe aclarar que hay países que son musulmanes, mas no árabes que he visitado también como: Turquía, Indonesia, Malasia, India y Kosovo.

1. Emiratos Arabes

Mezquita Sheikh Zayed Emiratos Arabes

Mi primera experiencia de visitar un país árabe fue en Emiratos Arabes. Y la primera ciudad que conocí fue Dubai, que es la más conocida de este país, por las grandes construcciones que tienen y el lujo. Incluso algunas personas piensan que Dubai es un país, pero no. Es uno de los 7 emiratos que componen el país.

Es bastante occidentalizada y la mayoría de habitantes son europeos, filipinos, indios y pakistaníes. Por esta misma razón hay pocas restricciones a la hora de vestir.

De hecho, se puede ir sin ningún problema en bikini a la playa e incluso se bebe alcohol en muchas zonas de la ciudad. La vida nocturna también juega un papel muy importante en la sociedad.

Por el contrario, Abu Dhabi, la capital, es más tradicional y estricta, incluso para los turistas. Recuerdo que muchas mujeres llevaban burka y cubrían totalmente su cara y manos. Allí, ellas solo visten de negro y ellos de blanco. ¡Muy sobrios! Para mí era un mundo nuevo.

Allí pude visita por primera vez una mezquita.

Te puede interesar leer 12 cosas que hacer en Dubai

2. Palestina

Arte callejero Palestina

Palestina fue mi segunda experiencia. Iba un poco asustada. Lo que me decían estando en Israel era que era peligroso. Aun así, decidí ir. Iba sola. Pero quería entender lo que pasaba, ver el muro, conocer lugares sagrados y hablar con los locales.

La primera ciudad que visité fue Belén, y luego fui hasta Hebrón, cercanías de Jericó y Ramala, actual capital. Esta última mucho más caótica que las otras, por lo cual hay que ser más cuidadosas porque los hombres miran mucho, e incluso tuve un pequeño altercado con uno de ellos, pero no pasó a mayores.

Mi percepción cambió increíblemente, aunque debo decir que es un país difícil por toda su historia. Entendí muchas cosas y no sentí miedo ya estando allí. Fueron amables y aprendí mucho de la guerra actual, la religión y sus patrones de comportamiento.

Hay que entender y respetar sus costumbres e ir cubiertas. Eso es importante, porque hay personas muy religiosas o machistas, que no comparten la libertad que tenemos las mujeres en occidente! Incluso una vez un hombre paró su carro, descendió y me gritó en la calle que cubriera mis brazos, que iban descubiertos solo del codo hacia abajo.

Ellas se cubren todas, pero no la cara, y utilizan vestidos y hiyabs coloridos. Los hombres se visten más de forma occidental, aunque también utilizan sus tradicionales túnicas.

Te puede interesar leer ¿Cómo es visitar Palestina?

3. Jordania

Petra Jordania

A Jordania fui un poco después de Palestina, ya que estaba en Israel. Este país está muy acostumbrado al turismo por la gran afluencia de turistas a Petra, por lo cual son relativamente de “mente más abierta”.

Allí tuve mucho más trato con hombres, ya que son quienes están al frente del sector del turismo. Beduinos en el desierto, transportistas, guías, entre otros.

Hay que ser precavidas, pero ir sin miedo. Son curiosos y preguntan cosas personales que no podrían preguntarles a sus mujeres. ¡Lamentablemente su concepción es que las mujeres occidentales somos de poco valor! Eso es casi imposible de cambiar. Simplemente hay que hacerles entender que no es así y mantener la distancia con amabilidad.

Tuve la oportunidad de recorrer en pocos días, una gran cantidad de destinos que me encantaron.

Te puede interesar leer Jordania no es solo Petra

¡Fui sola y no sentí ninguna amenaza! De hecho, está en mi lista de países favoritos del mundo.

4. Marruecos

Dunas desierto de Merzouga

Varios meses después, mi primer destino de África sería Marruecos. Cuando dije que iba sola para allá, algunas personas me dijeron que era peligroso. Que no fuera. Que había una chica que había desaparecido estando con su novio allí.

Aun no sé si fue cierto, pero no iba a cambiar mi decisión por eso. Además eso pasa en muchos países, incluso en el mío.

Sí llegué cubierta hasta el pelo, e iba nerviosa. Es increíble como los comentarios de otros pueden afectar. Pero al pasar unas horas, recordé mis experiencias pasadas y me relajé.

Marruecos es un país acostumbrado al turismo y es maravilloso! Y hay muchas mujeres viajando solas.

Estuve allí casi un mes, recorriendo no solo Marrakech, sino el Sahara, Fes, Chefchaouen, Asilah, Tanger, Essaouira y Casablanca. ¡Además, volvería sin duda alguna!

Obviamente como siempre lo digo, hay que ser precavidas y seguir los instintos.

5. Egipto

Pirámide roja de Egipto

Egipto no lo tenía entre mis planes en ese momento, pero el destino me hizo conocer a una chica hermosa Argentina en Marruecos, y decidimos emprender el viaje juntas para explorar este destino milenario.

Tal vez es el país más difícil de estos 5. Aclaro que jamás sentí miedo o amenaza. Pero las personas son muy insistentes e intensas y es algo molesto.

Es un país muy turístico y ven al visitante como un medio de ingreso monetario constante. Es difícil entablar una conversación con alguien que no quiera venderte algo.

Allí preferimos contratar un tour por el rio Nilo para facilitar el tema de las negociaciones. Esto es algo que realmente nunca hago, porque prefiero tener libertad de tiempos y movimientos, además de ahorrar dinero.

Pero en este caso creo que lo hicimos bien. Nos dedicamos a conocer y disfrutar de los templos y a conocer otros viajeros que iban en el bote.

Es un país lleno de historia y con maravillas arquitectónicas increíbles que han perdurado por siglos. Yo diría que es un destino al cual se debería ir alguna vez en la vida por su importancia cultural e histórica.

Te puede interesar leer Visitando las pirámides de Egipto

Después de estas experiencias de visitar paises árabes, pienso que hay que entender que el mundo es diverso. No quiere decir que sea mejor o peor, solo diferente. Y se debe respetar cada cultura, con sus costumbres y patrones de comportamiento. Actuar con respeto y sin llamar la atención innecesariamente.

Sí hay muchísimo machismo y es difícil verlo, aunque debo decir que este tipo de comportamientos, aunque en diferente medida, los he visto en varios lugares del mundo, sobre todo en los países del Sudeste Asiático y en Sur América.

Hace algunos años, nuestras sociedades funcionaban “similar”. Seguramente eso cambiará poco a poco y las mujeres lograrán tener más libertad en todo sentido.

Es normal sentir algo de temor al pensar en viajar en solitario a países que funcionan de este modo; pero si se va con cautela y sin tantas preconcepciones, la experiencia puede ser realmente positiva.

Recuerden que es importante darles la oportunidad a los destinos. ¡Y visitar un país árabe los puede sorprender para bien!

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x